0
Publicado el 19 Octubre, 2016 por Prensa Latina en ¿Sabías?
 
 

Identifican ritual con ocho mil años de antigüedad en México

Bisonte. Localizado en el municipio de Terán. Cortesia de Araceli Rivera INAH/inah.gob.mx

Bisonte. Localizado en el municipio de Terán. Cortesia de Araceli Rivera INAH/inah.gob.mx

México, 19 oct (PL) Tras dos décadas de investigación en 10 yacimientos del estado mexicano de Nuevo León, se identificó un ritual de invierno de hace ocho mil años de antigüedad, aseguró hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El estudio estuvo a cargo de la arqueóloga Araceli Rivera, quien resaltó que este ritual es resultado de la interacción entre los primeros pobladores de México con animales extintos durante la Era de Hielo.

La especialista informó del descubrimiento entre 2014 y 2015 de un yacimiento paleontológico.

Actualmente en estudio, recibe el nombre de Mohinos, con una concentración considerable de restos de megafauna.

Entre ellos, dientes, molares, huesos largos, cráneos, costillas y vértebras de mamut, camellos, caballos, llamas y bisontes prehistóricos.

Está ubicado a 20 kilómetros de otro depósito arqueológico con características rituales, donde hace 20 años solo se hallaron dientes de estas especies.

En aquella exploración, en el sitio Loma del Muerto, la arqueóloga y su equipo supusieron que habían encontrado restos de animales del Pleistoceno, pero conforme excavaban solo salían dientes y muelas.

Así ocurrió desde la superficie hasta un metro y medio de profundidad, señala un comunicado del INAH.

El depósito fue encontrado debajo de una piedra rectangular colocada sobre el piso, al centro de un abrigo rocoso cuya boca fue disminuida con grandes bloques de piedras, por lo que el yacimiento fue llamado La Bóveda.

En La Bóveda nunca apareció un solo hueso de los esqueletos ni los cráneos ni siquiera las mandíbulas.

La arqueóloga, con apoyo del paleontólogo Joaquín Arroyo, también investigador del INAH, dedujo que se trataba de un acto ritual de antiguos pobladores que pudieron haber convivido con esa megafauna.


Prensa Latina

 
Prensa Latina