0
Publicado el 11 Febrero, 2017 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

Mujeres unidas, y solas

La matriarca de Umoja, Rebecca Lolosoli, fue invitada por las Naciones Unidas para asistir a una reciente conferencia mundial sobre el “empoderamiento” de la mujer
La aldea ubicada en las praderas del distrito de Samburu, Kenia, alberga a mujeres que fueron abusadas, violadas y expulsadas de sus hogares por resistirse a contratos matrimoniales

La aldea ubicada en las praderas del distrito de Samburu, Kenia, alberga a mujeres que fueron abusadas, violadas y expulsadas de sus hogares por resistirse a contratos matrimoniales

Fundada en la década de los años noventa, en la aldea llamada Umoja, que significa “la unidad”, en el idioma swahili,  no vive ningún hombre, excepto los niños que son concebidos en las incursiones que realizan las mujeres a la ciudad. La aldea ubicada en las praderas del distrito de Samburu, Kenia,  alberga a mujeres que fueron abusadas, violadas y expulsadas de sus hogares por resistirse a contratos matrimoniales.

Mujeres de Umaja, la aldea ubicada en las praderas del distrito de Samburu, Kenia, que alberga a mujeres solas, con sus niños.

Mujeres de Umaja, la aldea ubicada en las praderas del distrito de Samburu, Kenia, que alberga a mujeres solas, con sus niños.

En el distrito de Samburu donde nació Rebecca Lolosoli, se encuentra Wamba, las mujeres son consideradas propiedad del marido: si él paga la dote, ella se convierte en algo que le pertenece. Si una mujer es maltratada, sufre una violación o es asesinada, no le importa a nadie, ni social ni judicialmente. Sin embargo, Rebecca Lolosoli, consciente de toda esta brutal discriminación, comenzó a poner voz a todas estas mujeres violadas y maltratadas.

Rebecca Lolosoli, matriarca del pueblo, fue obligada a casarse con un hombre que le triplicaba en edad. Violada y abandonada a su suerte, supo luchar por sus ideales y crear un lugar de comprensión en la nada. Mientras se recuperaba en un hospital  de la paliza que le dio su esposo, decidió crear una aldea para mujeres violentadas. Así se juntó con 15 mujeres supervivientes de violaciones de soldados británicos y fundaron la aldea.

Todas unidas por una misma causa: la violencia de género

En los primeros años, la comunidad empezó a vender collares y otras mercaderías para ganar dinero y así llegaron hasta el día de hoy. Ahora imparten talleres y han convertido su lugar en un atractivo turístico.

Además de adquirir alimentos y otros productos básicos, el dinero se usa para cubrir gastos médicos y mantener operativa una escuela que cubre tanto a los niños de la aldea como a sus mujeres que desean aprender a leer y a escribir.

Con el tiempo el número de mujeres se incrementó a 48, cada una con historias diferentes, pero todas unidas por una misma causa: la violencia de género. Muchos creerían que estas mujeres aisladas y víctimas de los hombres los odian, pero no es así, de hecho, la mayoría de las más jóvenes de la aldea planean casarse y tener hijos. La diferencia es que quieren hacerlo en sus propios términos.

Rebecca Lolosoli

Rebecca Lolosoli

La matriarca de Umoja, Rebecca Lolosoli, fue invitada por las Naciones Unidas para asistir a una reciente conferencia mundial sobre el “empoderamiento” de la mujer, en Nueva York. Luego le siguieron hasta la pequeña aldea de Kenia; tomaron unas fotos, que atestiguó todo lo que ella había narrado. La aldea actualmente cuenta con una fama tan sólida, que mujeres de toda Kenia se acercan a él en busca de ayuda o simplemente consejo.

Rebecca Lolosoli ha sido elegida numerosas veces responsable de Umoja y tiene también un cargo de responsabilidad en la Maendeleo Ya Wanawake Organization (MYWO), una organización sin ánimo de lucro y de voluntariado que trabaja por mejorar la vida de las mujeres en Kenia. (Fuente: http://peru.com)

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital