0
Publicado el 30 Marzo, 2017 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

Lo que se recomienda contra el reflujo gastroesofágico

Además de los remedios que aquí se recomiendan, para prevenir o aliviar los síntomas del reflujo gastroesofágico también es conveniente llevar una dieta saludable y -nunca estará de más repetirlo- evitar tanto el tabaco como el exceso de alcohol.
Compartir

El reflujo gastroesofágico es una condición que se produce cuando los jugos ácidos del estómago retornan hacia el esófago y la boca, ocasionando una incómoda sensación de ardor en la parte superior del abdomen.

Esta situación ocurre por un mal funcionamiento del esfínter esofágico inferior, una válvula muscular que se encarga de mantener la comida y los líquidos en el estómago.

Aparece tras ingerir comidas demasiado copiosas o condimentadas, pero también puede tener su origen en anomalías del esófago y afecciones digestivas.

Si bien el síntoma suele desaparecer después de unas horas, es conveniente brindarle algún tipo de tratamiento para que no se convierta en un problema crónico y recurrente.

Por suerte, hay varios remedios naturales con propiedades antiácidas que, tras ser ingeridos, regulan el pH digestivo para lograr un rápido alivio de este trastorno.

1. Infusión de jengibre

Las propiedades digestivas y antiinflamatorias del jengibre son útiles para hacerle frente a los incómodos síntomas del reflujo gastroesofágico.

Su ingesta controla la inflamación, calma la sensación de ardor y ayuda a neutralizar la producción excesiva de materiales ácidos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de raíz de jengibre rallada (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, incorpora la cucharada de raíz de jengibre.
  • Tápalo y déjalo a fuego mínimo durante dos o tres minutos.
  • Pasado este tiempo, retíralo, espera que repose y pásalo por un colador.
  • Tómala media hora antes de la comida.

Se recomienda beber agua de jengibre todos los dias en ayunas

2. Jugo de aloe vera o sábila

Cristal de Aloe vera

El jugo natural que se obtiene de los cristales de aloe vera o sábila es un remedio calmante contra las quemaduras y la inflamación ocasionadas por esta condición.

Su alto contenido de agua y fibra mejoran el proceso digestivo y, de paso, promueven el equilibrio de los ácidos del estómago para evitar todo tipo de complicaciones.

Ingredientes

  • ½ taza de gel de aloe vera (100 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g) (opcional)

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en la licuadora y, tras obtener una bebida homogénea, consúmelo.
  • Tómalo ante la primera señal de reflujo, o bien, tras comer en exceso.

3. Jugo de papaya o frutabomba

El jugo natural de esta fruta es una solución rápida contra la inflamación y el exceso de acidez

La papaína, una enzima digestiva que contiene la papaya, actúa como un antiinflamatorio y antiácido en casos de problemas como el reflujo y las úlceras.

El jugo natural de esta fruta es una solución rápida contra la inflamación y el exceso de acidez que deriva en incómodos síntomas.

Ingredientes

  • 3 rodajas de papaya
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en la licuadora y bátelos hasta obtener una bebida homogénea.
  • Consúmelo ante los episodios de acidez, o bien, como preventivo después de las comidas.

5. Agua tibia con limón

Ingerirla disminuye la irritación de la garganta, la hinchazón del estómago y otros síntomas que se derivan de la producción excesiva de ácidos.

La popular bebida de limón y agua tibia es un remedio alcalino que equilibra los niveles de acidez en el estómago ante episodios fuertes de reflujo.

Ingerirla disminuye la irritación de la garganta, la hinchazón del estómago y otros síntomas que se derivan de la producción excesiva de ácidos.

 Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • El jugo de 1 limón

Preparación

  • Calienta la taza de agua y mézclala con el jugo de un limón.
  • Consúmela en ayunas y antes de cada comida principal.

Para finalizar, recomendamos mejorar en general los hábitos de vida, sobre todo en lo que se refiere a la alimentación.

Evitar las frituras, el alcohol y otras comidas irritantes es clave para el control de este trastorno digestivo. ()Fuente: mejorconsalud

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital