0
Publicado el 22 Abril, 2017 por Prensa Latina en ¿Sabías?
 
 

Esta especie de rata se comporta como planta cuando le falta el oxígeno

A niveles de oxígeno lo suficientemente bajos como para matar a un ser humano en cuestión de minutos, estas ratas pueden sobrevivir por lo menos durante cinco horas
Ratas topo desnudas

prens-latina.cu

Washington, 22 abr (PL) Desprovistas de oxígeno, las ratas topo sin pelo pueden sobrevivir al metabolizar la fructosa tal como lo hacen las plantas, aseguraron hoy investigadores de la estadounidense Universidad de Illinois.

Entender cómo los animales hacen esto podría llevar a tratamientos para los pacientes que sufren crisis de privación de oxígeno, como en los ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Este es solo el último descubrimiento sobre esta especie de sangre fría que vive décadas más que otros roedores, rara vez tiene cáncer y no siente muchos tipos de dolor, dijo en un comunicado Thomas Park, profesor de biología del mencionado alto centro de estudios.

Park dirigió un equipo internacional de investigadores de su institución, además del Instituto Max Delbrück de Berlín y la Universidad de Pretoria en Sudáfrica.

Tanto en los seres humanos, ratones de laboratorio y los otros mamíferos conocidos, cuando las células cerebrales carecen de oxígeno se quedan sin energía y comienzan a morir.

Pero las ratas topo desnudas tienen una copia de seguridad: sus células cerebrales comienzan a quemar fructosa, que produce energía anaeróbicamente a través de un camino metabólico que solo es utilizado por las plantas o eso era lo que los científicos pensaban hasta ahora.

En el nuevo estudio, los investigadores expusieron a estos roedores a bajas condiciones de oxígeno en el laboratorio y encontraron que liberaban grandes cantidades de fructosa en el torrente sanguíneo.

Esa sustancia, según los científicos, fue transportada a las células cerebrales mediante bombas moleculares, que en todos los demás mamíferos solo se encuentran en las células del intestino.

A niveles de oxígeno lo suficientemente bajos como para matar a un ser humano en cuestión de minutos, estas ratas pueden sobrevivir por lo menos durante cinco horas, dijo Park.

El experto explicó que entran en un estado de animación suspendida, reduciendo dramáticamente su movimiento, pulso y ritmo respiratorio para conservar energía. Y comienzan a usar fructosa hasta que el oxígeno esté disponible de nuevo.


Prensa Latina

 
Prensa Latina