1
Publicado el 4 Mayo, 2017 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

¿Cómo controlar el cutis graso?

Resulta útil aprender cómo hacer una limpieza de cutis de manera totalmente natural, que también se puede aplicar sobre otros tipos de piel, para conseguir mejorar su aspecto

El cutis graso se caracteriza por tener poros dilatados que llegan a notarse fácilmente, la piel es gruesa y un brillo antiestético aparece cada varias horas, esto se debe a la mayor producción de sebo, lo cual también llega a acumularse en los poros junto a suciedad y bacterias y provocan acné y puntos negros.

La piel grasa o cutis graso no debería ser un problema si se conocen los cuidados adecuados para este tipo de piel, cuando se aprende a cuidar la piel se logra disminuir el brillo facial y eliminar y prevenir las espinillas.

Los tratamientos naturales son efectivos, los ingredientes con los que se elaboran son capaces de controlar el exceso de grasa, limpiar la piel y secar los granitos que aparecen.

Tratamientos naturales para el cutis graso

La ventaja de utilizar los tratamientos naturales, es que mejorar el aspecto de la piel sin caer en gastos excesivos de dinero o en procedimientos que ofrecen los salones de belleza. Útil resulta aprender cómo hacer una limpieza de cutis de manera totalmente natural, que también se puede aplicar sobre otros tipos de piel, para conseguir mejorar su aspecto.

Mascarilla de aloe vera o sábila

El gel o cristal que posee el interior del aloe vera es un excelente limpiador para la piel, este puede controlar el exceso de sebo, eliminar las manchas de acné, eliminar los granos rápidamente y evitar que vuelvan a aparecer, ya que posee propiedades antisépticas. Además, puede hidratar perfectamente el cutis graso sin lograr engrasarlo aún más.

La mascarilla de aloe vera es simple de aplicar, solo se corta un trozo de la hoja de esta planta y extrae el gel que contiene, luego se extiende en todo el rostro y se deja actuar 30 minutos, finalmente se retira con abundante agua fría para cerrar los poros. Esta mascarilla para cutis con grasa se puede aplicar todos los días.

Mascarilla de romero

El romero es capaz de controlar la grasa del rostro por eso es un excelente ingrediente para una mascarilla casera que reconstituye la piel, devolviendo un aspecto saludable.

Se necesita:

Un puñado de hojas de romero.

1 cucharada de miel.

1 yema de huevo.

Procedimiento:

Primeramente hay que aplastar las hojas de romero y luego añadir la miel y la yema de un huevo. Se debe mezclar bien hasta formar una pasta, luego hay que extenderla sobre el rostro y dejar que actué durante 30 minutos. Por último se retira la mascarilla con abundante agua tibia.

Tratamiento con limón para revertir el cutis graso

Las frutas cítricas son ideales para reducir la grasa de la piel, así que en esta mascarilla casera se utilizar el zumo de un limón.

Se necesita:

1/3 taza de zumo de limón.

1/3 taza de agua.

Algodón.

Procedimiento:

Se debe mezclar ambos ingredientes en un recipiente y luego aplicar en todo el rostro con un trozo de algodón o una gasa antiséptica,esperar que la piel absorba la preparación y luego enjuagar con abundante agua fría para lograr cerrar los poros abiertos.

Aplicación de hielo

Aplicar hielo en el rostro tiene más beneficios que otros tratamientos caseros, este es ideal para reducir los síntomas de la piel grasa. El frío es capaz de cerrar los poros abiertos y hace que estos luzcan mucho más pequeños, además reduce el sebo y desinflama los granos e hidrata la piel.

Es importante tener en cuenta que el hielo puede provocar quemaduras, por esta razón se coloca los cubos de hielo en una bolsa de nylon o en una tela y luego se lo podrá apoyar sobre el rostro. (Fuente: www.lavidalucida.com)


Redacción Digital

 
Redacción Digital