Publicado el 22 Septiembre, 2017 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

Cólicos menstruales y fertilidad

Algunos consejos para evitar los dolores menstruales y favorecer la fertilidad deseada

Para satisfacer el interés que nos han manifestado algunas amigas asiduas a Bohemia digital y en particular a este espacio, ¿Sabías?, acerca de como aliviar los cólicos menstruales y la posible relación de estos con la fertilidad, buscamos información sobre el tema, y ahora la compartimos por considerar que puede ser igualmente útil para muchas más personas.

La fuente recomienda para el caso en cuestión remitirse a la sapiencia milenaria de la medicina china, de probada efectividad para una buena parte de la humanidad, y objeto de creciente estudio y aplicación exitosa en un círculo cada vez más amplio de profesionales de la salud y en general de los habitantes de nuestro planeta.

Directamente al grano con el primer consejo: lo más inmediato e importante que debe hacerse para aliviar y procurar eliminar los dolores menstruales, y con ello favorecer la fertilidad, es asegurar que el cuerpo se mantenga lo suficientemente caliente durante su período.

¿A qué conocimiento y experiencia corresponde tal práctica? Pues  sencillamente a que durante la menstruación la inmunidad de la mujer es más baja, y si su cuerpo se enfría, ella es más propensa a la enfermedad.

asegurar que el cuerpo se mantenga lo suficientemente caliente durante su período

La medicina china considera la circulación de la sangre en el cuerpo como si aquella fuese un río. Así, en la primavera y el verano, cuando el agua corre más cálida, fluye sin problemas y es capaz de llevar el alimento que precisa la nueva vida, pero en el invierno ocurre lo contrario.

De tal comparación resulta la comprobada experiencia de que durante la menstruación, la lactancia y el embarazo, el agua fría también puede causar dolor abdominal e incluso trastornos endocrinos.

Del mismo modo, cuando la sangre en el útero es lo suficientemente caliente, ésta recorre con normalidad el sistema circulatorio de ese órgano. Ah, pero si se enfría el útero, los tubos capilares pueden pegarse al revestimiento de este, y se dificulta o se detiene el fluido de la sangre.

Del mismo modo, si el cuerpo está frío durante la ovulación, y la circulación de la sangre se torna lenta o se obstrue, ello puede ocasionar la muerte a espermatozoides y óvulos.

Aplicar esta sencilla recomendación sustentada en el fundamento explicado, puede mantener a la mujer libre de molestias y dolor, y a la vez propiciar las condiciones adecuadas para la concepción, si ese es su deseo y propósito. 

Pero hay más, y sugerimos tomar nota también de estos otros consejos sugeridos por la misma fuente: 

Cubrirse el ombligo

Sí, también resulta importante hacerlo, pues el ombligo de la mujer es un centro energético que regula sus órganos reproductivos. Cuando esta parte del cuerpo está expuesta al frío, puede ser más vulnerable no sólo a dolores menstruales, sino también a otras implicaciones ginecológicas, como la falta de periodos y aumento de la secreción vaginal. Así que es que las amigas a quienes gustan los tops y las blusas que dejan entrever la cintura, debieran procurarse algo que les cubra más el vientre. Y las que prefieren dormir destapadas, algo deseable en nuestras noches calurosas, deben no obstante ponerse algo encubridor sobre el cuerpo.

Mantener los pies calientes

Los pies abren otra vía para que el frío pueda penetrar en el cuerpo. Por ello debe procurarse mantener el calor convirtiendo en un hábito el lavado en agua tan caliente como pueda soportarse y usar siempre calcetines y zapatillas. y si se percata de que los pies y las manos están a menudo fríos, debe usarse un par de calcetines durante la noche.

Minimizar el aire acondicionado por las noches

Al menos en las noches de verano, es lógico usar el aire acondicionado, hasta donde el presupuesto para gastos domésticos permita afrontar el tamaño de la factura eléctrica; ah, pero si ella está en su período menstrual, entonces debe dejarse la temperatura lo más caliente que pueda se soportar; también comprenderlo y compartirlo es inequívoca prueba de amor de la pareja que sabe asumirlo sin queja.

Evitar helados y bebidas heladas

Si la menstruante bebe mucha agua helada, puede causar que los capilares en la membrana mucosa de su sistema digestivo se contraigan, lo que origina calambres y que su abdomen se distienda. El impacto imprevisto de comer algo frío puede hacer que la temperatura corporal baje repentinamente. Esto puede afectar la función normal de las glándulas sudoríparas y hacer que el cuerpo se vuelva propenso a los resfriados.

Mantenerse lejos del agua fría

Cuando se encuentra con agua fría, el cuerpo va a producir una serie de respuestas de estrés, tales como un aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, así como  contracciones musculares. Pero antes de renunciar por completo al agua fría, debe tenerse en cuenta que por el contrario, en otras ocasiones, lavarse las manos y la cara con agua fría puede ayudar a mejorar el sistema inmunológico y la circulación sanguínea, prevenir resfriados, y tener una piel más sana.

¿Qué le parecer? Tal vez ya lo sabía todo, o conocía algo de estas experiencias, en tales casos debe satisfacer la confirmación de las propias  experiencias,.con otras. Y desde luego que, como siempre, el espacio queda abierto para enriquecerse con las opiniones de quienes deseen aportarlas al bien público. Por nuestra parte esperamos haber complacido a las interesadas, y tal vez a más.  (Fuente: lagranépoca.com)


Redacción Digital

 
Redacción Digital