6
Publicado el 8 Diciembre, 2017 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

Té de orégano, no solo para una mejor menstruación

El té de orégano sirve además para calmar los dolores de cabeza y de estómago, eliminando la retención de líquidos y mejorando los estados de ánimo irritables, síntomas que son muy comunes en la menstruación y que se pueden aliviar gracias a esta infusión

Se utiliza mucho el té de orégano para menstruar, como anti inflamatorio, para regular la función del aparato circulatorio entre otros usos.

El té de orégano es conocido por sus efectos para una mejor  menstruación, esto por sus múltiples propiedades medicinales. Es una infusión que se puede beber fría o caliente y que se pueden consumir cada día sin problemas.

El orégano tiene propiedades anti inflamatorias, calmantes, expectorantes y digestivas por lo que puede contribuir al tratamiento natural de diferentes problemas de salud.

En el caso específico de la menstruación, ayuda a que llegue con más rapidez además de calmar los dolores que frecuentemente aparecen durante el ciclo menstrual.

El té de orégano sirve además  para  calmar los dolores de cabeza y de estómago, eliminando la retención de líquidos y mejorando los estados de ánimo irritables, síntomas que son muy comunes en la menstruación y que se pueden aliviar gracias a esta infusión.

Se le conoce como un anti inflamatorio y regulador de la función del aparato circulatorio, gracias a su contenido de naringenina, que es un flavonoide que tiene propiedades antiagregantes y que favorece la circulación, mejorando el riego del cerebro y mejorando la memoria.

Como preparar un té de orégano

Para preparar esta infusión se necesita un puñado de hojas frescas o secas, dos tazas de agua. Se calienta el agua en una cacerola hasta que comience a hervir, se agregan las hojas de orégano y se mantiene hirviendo durante un minuto más, se baja de la hornilla y se deja reposar. De forma opcional puede agregarle miel.

Otros usos del té de orégano

El orégano es un estimulante del estómago y muy indicado cuando hay pérdida del apetito, digestión lenta y flatulencia.

Para los resfriados: El aceite de orégano puede añadir una protección extra a tu sistema inmunitario si se usa apropiadamente. Del mismo modo que protege contra los virus ayuda a combatir los ataques de origen bacteriano.

Favorece la circulación sanguínea: Previene la aparición de trombos y alivia los dolores de cabeza ocasionados por una mala irrigación sanguínea del cerebro.

Según plantean el orégano es antiséptico, diurético, sudorífico (ayuda a eliminar toxinas, depurando el organismo).Es bueno contra el insomnio, estrés y cansancio.Alivia dolores reumáticos y de articulaciones, lo podemos usar para aliviar dolores osteomusculares, ciática, artritis, golpes y reumatismos.

Combate los hongos y bacterias en forma interna y externa. Por las propiedades fungicidas del orégano puede ser muy eficaz en la lucha contra las infecciones por hongos en la piel.

El aceite de orégano también se utiliza por vía tópica para el tratamiento de picaduras de insectos, ya que es muy fuerte, debe diluirlo con un aceite portador. Tambien se emplea para combatir el dolor de muelas y oídos.

Ayuda a bajar los niveles de altos de colesterol

Beneficia el sistema inmunitario y cicatrización de heridas, a controlar la obesidad, la glucemia en casos de diabetes y previene el cáncer de colon

Por su alto contenido de vitamina A, previene enfermedades de los ojos, y favorece el buen estado de la piel y las mucosas

Combate afecciones respiratorias como problemas de garganta, gripe, laringitis, amigdalitis, tos y asma.

(Fuentes: buenasalud.net e infomed)


Redacción Digital

 
Redacción Digital