1
Publicado el 22 Mayo, 2018 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

¿Prohibido hablar Español?

¿Serán manifestaciones del racismo nunca erradicado en la sociedad estadounidense y avivado por discursos y polìticas racistas y xenófobas?
Jòvenes estadounidenses no blancos de origen hispano/ infobae

(Foto: infobae.com)

Estados Unidos tiene una población de más de 314 millones de habitantes, de los cuales cerca de 52 millones (17%) son hispanos, la mayoría de origen mexicano, y aunque el censo estadounidense registra cuántas personas admiten hablar otro idioma  en sus hogares, pero no detalla con qué frecuencia lo hacen, se conoce que el español es la lengua más hablada en Estados Unidos después del inglés. De acuerdo a un reciente estudio, 37,6 millones de habitantes se identifican a sí mismos como hispanoparlantes, lo cual reafirma la importancia de la comunidad latina en suelo norteamericano. Según estimaciones, los hispanos representarán casi la mitad de la población para 2060.

¿Y por qué traemos a cuento estos datos ampliamente difundidos en internet? Pues porque cada vez son más frecuentes las noticas acerca de la intolerancia de algunas personas e incluso de autoridades, a que se hable en su entorno la lengua de Cervantes. Y se dice que, para muestra, un botón; pero mejor veamos dos, que acaba de publicar el portal de noticias RT.

jurista racisra contra idioma español/ RT

(actualidad.rt.com)

El primero, del cual incluso incluimos un video, cuenta el caso de uno de estos intolerantes, que al escuchar el sonido del idioma que le resultó extraño, gritó a voz de cuello: “¡Esto es EE.UU.!”, y arremetió contra personas que hablan español en un bar en Nueva York.”¡Vean en lo que se está convirtiendo EE.UU.!”, escribió el hombre que publicó el video del incidente, que tuvo lugar en Nueva York.

New York Post reporta que el protagonista del video filmado en la cafetería Fresh Kitchen, es un jurista de Manhattan, y quienes resultaron víctimas del ataque verbal fueron su mujer y una amiga que estaban haciendo un pedido.

“Cada persona que escucho: él habla [español], él lo habla, ella lo está hablando… mostró su indignación el jurista. “Creo que no están documentados -dijo-, así que mi próxima llamada será al ICE [Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU.] para que expulsen a cada uno de ellos de mi país”, afirmó el hombre a un responsable del lugar. “Si tienen el valor para venir aquí y vivir de mi dinero ―yo pago por su bienestar, pago por su capacidad de estar aquí― lo menos que pueden hacer es hablar inglés […] Si pretenden administrar un lugar en Midtown Manhattan, el personal debería hablar inglés, no español”, sostuvo el hombre, expresando su descontento.

Tras percatarse de que una mujer lo estaba filmando, el colérico jurista sacó su teléfono y le dijo: “Cariño, estoy llamando al ICE”. Tras esto, abandonó el restaurante. “¡Solo experimenten en lo que se está convirtiendo EE.UU.!”, comentó el autor del video al publicarlo en su cuenta de Facebook, y esa publicación ha sido vista más de 4 millones de veces.

El usuario de Facebook Edward Suazo ha publicó este video en el que muestra cómo un estadounidense enojado arremete con comentarios racistas contra el personal y clientes de una cafetería en Nueva York porque hablaban español./ RT

El otro hehco, tal vez aún más sintomático,  ocurrió cuando unos policías chequearon a dos estadounidenses… por hablar español. “En este estado se habla inglés”, dijo el agente. Las dos ciudadanas de origen hispano están considerando demandar a la Patrulla Fronteriza del estado de Montana por el maltrato recibido.

Partrulla fronteriza EEUU/ RT

(actualidad.rt.com)

El incidente tuvo lugar la madrugada del pasado miércoles en la tienda de una gasolinera de la ciudad de Havre, cerca de la frontera canadiense. Ana Suda y Mimi Hernández, ambas de ascendencia hispana, estaban hablando entre sí en español mientras hacían cola en el establecimiento. Fue entonces cuando se les acercó un policía y les pidió sus documentos de identidad. “Señora, la razón por la que le pedí su documento es porque vi que estaban hablando en español, algo muy poco habitual en este lugar“, dijo el policía a la cámara cuando una de las mujeres, asombrada, le pidió que repitiera su explicación.

A la pregunta de si la verificación se debía a su perfil racial, el policía lo negó, pero señaló que Montana es un “estado en el que se habla predominantemente inglés” y que el hecho de oírlas hablar en otro idioma era el motivo por el que les había pedido identificarse. Aunque las mujeres son ciudadanas estadounidenses, el policía las demoró cerca de 40  minutos mientras duró la interrogación y el chequeo en el aparcamiento. Esa detención dejó deprimidas a Suda y Hernández.

Mi amiga empezó a llorar y no dejó de hacerlo mientras estábamos en el coche“, contó Suda a The Washington Post. Cuando llegaron a casa publicaron en Facebook las imágenes con la descripción de lo sucedido, y esta se viralizó rápidamente.

Suda, de 37 años, dijo el domingo que contactaría con la Unión de Libertades Civiles de EE.UU. (ACLU, por sus siglas en inglés) para solicitar ayuda jurídica. “No quiero que esto vuelva a suceder, quiero que la gente sepa que tienen el derecho a hablar cualquier idioma”, precisó.

Este incidente tuvo lugar poco después del otro comentado antes, sobre comentarios racistas contra el personal y clientes de una cafetería en Nueva York porque hablaban español.

¿Será una nueva plaga que se va extendiendo? ¿Serán manifestaciones del racismo nunca erradicado en la sociedad estadounidense y avivado por discursos y polìticas racistas y xenófobas?


Redacción Digital

 
Redacción Digital