1
Publicado el 7 Mayo, 2018 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

¿Te interesa saber cómo dejar de roncar?

Aunque se desconocen algunas causas de los ronquidos, en la mayoría de las personas, se origina generalmente por una mala postura de sueño, la congestión, excesos en tejidos nasales hasta una mala posición de la lengua
Ella no puede dormir porque él ronca/ (Foto: pymex.com)

(Foto: pymex.com)

Desde simples posturas al dormir hasta enjuagues bucales de menta, hay muchas formas de combatir este molesto trastorno que le quita el sueño a más de uno.

Y es que el ronquido es un problema importante, especialmente, para la pareja. Aunque se desconocen algunas causas de los ronquidos, en la mayoría de las personas, se origina generalmente por una mala postura de sueño, la congestión, excesos en tejidos nasales hasta una mala posición de la lengua.

Así que parta buscar la forma de dejar de roncar, pero sin recurrir a medicamentos, puedes considerar algunas de las siguientes soluciones naturales :

1. Perder peso

Las personas con sobrepeso tienen un riesgo mucho más alto para los ronquidos, ya que el exceso de peso añade más tejido a la zona de la garganta, causando vibraciones más fuertes de lo normal. Así que una de las mejores maneras de eliminar los ronquidos de forma natural es bajar de peso.

2. Mantener la habitación más húmeda

La sequedad frecuentemente es una de las causas de los ronquidos, así que se debe tomar un baño o una ducha caliente antes de acostarte para ayudar a aliviar los ronquidos y mantener las vías respiratorias húmedas.

3. Hace ejercicio

No solamente un adecuado ejercicio ayuda a perder peso, sino que también reducirá los ronquidos. Hacer ejercicio para tonificar las piernas, brazos, espalda y abdominales también ayudan a tonificar los músculos de la garganta para evitar las vibraciones fuertes cuando se respira.

4. Enjuague bucal de menta

Hacer gárgaras con enjuague bucal de menta o una mezcla de aceites esenciales de menta y agua puede ayudar a reducir el revestimiento de la nariz y la garganta antes de acostarse. Esto es especialmente eficaz si se tiene un resfriado o alergias consistentes.

5. Dejar malos hábitos

El tabaquismo y el alcohol son dos de los peores enemigos para dejar de roncar. El humo del tabaco y otros residuos en la garganta pueden causar aumento de la acumulación de mucosa, y que a menudo resulta en congestión crónica. El alcohol, especialmente un alto consumo antes de dormir, puede causar que sus músculos de la garganta se relajen más de lo normal.

6. Reducir alérgenos

Algunos alérgenos pueden causar congestión teniendo los tejidos nasales inflamados (como amigdalitis) y fomentar los ronquidos. Una forma de evitar esto es examinar el dormitorio para limpiar el moho y polvo. Para eliminar estos alérgenos, hay que limpiar las superficies con lejía, pasar la aspiradora a fondo sobre las alfombras y cortinas, y quitar el polvo con regularidad.

7. Utilizar un humidificador

Una garganta seca, causada por el aire seco, en gran medida provocan los ronquidos. Para combatirlo se debe usar un humidificador o vaporizador. Sólo hay que asegurarse de limpiar con regularidad para mantener la humedad limpia y fresca. Si ser sufre de un resfriado o congestión crónica, se debe considerar el uso de aceites esenciales de menta agregado al agua en el humidificador para mejorar la respiración.

8. Cambiar la posición para dormir

La eliminación de los ronquidos podría ser tan simple como darse un vuelco; tratar de dormir de lado y no boca arriba. Un consejo es elevar la cabecera de la cama para mejorar la respiración o comprar una mejor almohada.

9. Beber agua

Si uno está deshidratado origina que el moco en sus fosas nasales sean espesos y pegajosos, lo que hace más difícil respirar libremente mientras se duerme. Una hidratación adecuada mantiene la mucosa sana para dormir sin problemas.

10. Tener un patrón de sueño saludable

Irse temprano a la cama y levantarse igualmente temprano ayuda a dejar de roncar. Así que teniendo un patrón de sueño adecuado asegura que uno esté mejor descansado, lo que aumenta la tensión en las fosas nasales y ayuda a dejar de roncar.


Redacción Digital

 
Redacción Digital