0
Publicado el 2 Julio, 2018 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

¿Sabes cómo Google salvó a un hombre de la cárcel… por error?

Traductor de Google/ RT

(actualidad.rt.com)

En Kansas (EEUU), un fallo judicial está dando mucho que hablar. Un mexicano que no sabía hablar inglés fue interrogado por la Policía a través de Google Translate. Los oficiales encontraron varios kilos de droga en su coche, pero aún así no terminó tras las rejas. Entérate por qué.

No confíes en Google Translate. ¿O sí? Seguramente alguna vez hayas traducido un texto de algún idioma que no manejaras al español y hayas visto algunas cosas sin sentido. Esto se debe al sistema que traduce palabra por palabra y no tiene en cuenta en muchos casos el contexto. Imagínate qué puede suceder cuando la Policía lleva adelante un interrogatorio.

El mexicano Omar Cruz-Zamora iba en su coche camino de El Paso (Texas) a la Ciudad de Kansas, cuando fue detenido para un control de rutina por un policía. En ese momento se hizo evidente que el conductor no sabía hablar en inglés, por lo que el efectivo tomó su teléfono y escribió algunas preguntas en la aplicación de Google Translate.

Según un fallo de la Justicia del Estado de Kansas, en un momento el agente —de apellido Wolting— preguntó si podía registrar el vehículo. Lo que en inglés se dice ‘Can I search your car?’ se tradujo al español como ‘¿Puedo buscar el auto?’, a lo que el mexicano respondió afirmativamente.

En el coche, las fuerzas del orden encontraron 14 libras de cocaína y metanfetamina, por lo que se procedió a su arresto. A pesar de la comprometedora situación, Cruz-Zamora testificó que tuvo dificultad para comprender las preguntas que se le hacía y que no entendió la polémica pregunta.

Por eso, la Corte estableció que el mexicano no dio su consenso explícito y que la requisa, efectuada sin orden judicial, fue inconstitucional. La clave está en dos palabras: Google Translate.

Los peritos traductores que actuaron en el caso subrayaron que el contexto es necesario para traducir, y que el sistema de Google no garantiza la precisión en el pasaje de un idioma al otro, al basarse en sugerencias de usuarios y traducciones literales.

Por eso, traducciones que pueden ser literales, dan como resultado frases sin sentido. Es el caso de ‘¿Puedo buscar el auto?’, algo que en ese contexto preciso un hispanohablante no diría jamás. Según la Corte, “no está claro a partir de la evidencia cuál era la pregunta y a qué estaba accediendo el acusado”.

“El acusado, como un hablante de español con muy poco conocimiento de inglés, tuvo que asumir qué es lo que se le quería preguntar”, indica el fallo.

SPUTNIK: Google Translate salva de la cárcel ‘por error’ a un hombre


Redacción Digital

 
Redacción Digital