0
Publicado el 20 Octubre, 2018 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

¿Cómo deshacerse de la peligrosa y fea barriga cervecera? (+video)

Nadie se despierta un día al azar para descubrir que, de pronto, ahora tiene una molesta, fea y peligrosa panza; pero la realidad es que después de años de vaciar placenteramente botellas y laticas, el pobre estómago ha sido reemplazado por la temida barriga cervecera
Barriga cervecera/ Ser Fitness

(Foto: Ser Fitness)

Este asunto puede ser de tu interés persoanl -tu propia barriga- o de tu pareja. En cualquier caso al menos vale la pena saber cómo se puede resolver el problema.

Lo primero es conocer, por si no lo tienes bien claro, Cada cerveza que consumes tiene aproximadamente 150 calorías, lo que se acumula rápidamente después de varias horas, días, semanas y meses de consumo constante. Cuando bebes alcohol, tu hígado prioriza la quema de alcohol en lugar de grasa, dejándote con un exceso de grasa alrededor de la cintura. Así de sencillo.

Sin embargo, ¿sabías que la grasa visceral, también conocida como grasa de la panza cervecera, es más peligrosa que otras áreas de acumulación de grasa?

(Esquema de transformer.blogs.quo.es)

(Esquema de transformer.blogs.quo.es)

Sí, la barriga cervecera es más peligrosa que otras grasas acumuladas

La obesidad o grasa visceral es grasa concentrada que se encuentra entre muchos órganos internos críticos, como el hígado, el páncreas y los intestinos. El almacenamiento de cantidades más altas de grasa visceral se asocia con un mayor riesgo de varios problemas de salud, como enfermedades cardíacas, cáncer de mama, enfermedad de Alzheimer y diabetes tipo 2.

Una forma de saber si estás almacenando el exceso de grasa visceral, es someterte a una exploración por imágenes de resonancia magnética. Otro indicador relativamente bueno de la grasa visceral es tomar una medida de la cintura. Las investigaciones han demostrado que el tamaño de nuestra barriga es un indicador relativamente confiable de los riesgos para la salud relacionados con la grasa visceral.

4 pasos para deshacerte de la grasa de la panza cervecera

La buena noticia es que no tienes que despedirte de la cerveza o de tu vida social para siempre. Aquí te vamos a sugerir dar 4 pasos que están al alcance de tu propia voluntad para deshacerte de esa fea y peligrosa barriga cervecera:

1. Evalúa tu consumo de alcohol (esto es muy importante)

Al no beber, aumentarás la movilización de grasas, mejorarás la sensibilidad a la insulina y aumentarás la producción natural de hormonas. Sin embargo, a menudo es difícil para la mayoría de las personas dejar de beber por completo.

Afortunadamente, los investigadores han encontrado que los bebedores moderados de cerveza tenían un riesgo 42% menor de enfermedad cardíaca en comparación con los que no bebían. Trata de escoger un día a la semana para disfrutar de la cerveza. Es una excelente manera de motivar el control de tu ingesta y, al mismo tiempo, garantizar que puedas disfrutarlo en una excursión de verano o en una fiesta.

Esto también te ayuda mentalmente al tener algo que esperar y reduce la necesidad de hacer trampa con más frecuencia. Hacer un esfuerzo para registrar la cantidad de bebidas que tienes también puede ayudarte a reducir o disminuir tu consumo. Algunos bebedores que intentan reducir su consumo han tenido éxito midiendo sus bebidas o bebiendo más lentamente.

2. Arregla tu dieta

Una dieta saludable, llena de frutas frescas, verduras, proteínas magras y grasas saludables (como la del aguacate, por ejemplo), es fundamental para tener un vientre plano.

Varios métodos de ayuno, como el ayuno intermitente, pueden ser beneficiosos cuando se trata de perder grasa. Al ayunar por un período de tiempo, controlas la “hormona del hambre”, controlas la sensibilidad a la insulina de tu cuerpo y reduces las calorías generales para ayudar a perder grasa. (Nota: ayunar no es lo mismo que morirse de hambre: ir sin comida solo ralentizará tu metabolismo y hará que sea más difícil perder grasa).

La cerveza es alta en calorías y carbohidratos, y el consumo excesivo de ambos es seguro que detiene la pérdida de grasa. Al aumentar tu ingesta de proteínas y disminuir tu ingesta de carbohidratos, ayudarás a acelerar la pérdida de grasa.

Cuando reduzcas tus carbohidratos, ayudarás a quemar grasas como combustible y reducirás la cantidad de agua que puedes retener de todo el consumo de cerveza. Aumentar tu ingesta de proteínas tendrá un efecto más térmico en tu metabolismo, lo que te ayudará a reducir el hambre y mejorar tu capacidad para desarrollar músculo, lo que a su vez ayuda a perder grasa.

3. Mantente activo

La actividad física es muy importante para contrarrestar los riesgos que puede traer la grasa visceral. El hecho de involucrarte en algún movimiento adicional cada día puede agregar una gran cantidad de quema de calóricas y un aumento del metabolismo con el tiempo.

Tómate 10 minutos cada día para realizar un ejercicio de mini cardio (en cualquier momento del día, se creativo) o incluso solo caminar diariamente te ayudará mucho. Contrariamente a la creencia popular, hacer abdominales fortalecerá los músculos de tu estómago, pero NO quemará la grasa abdominal que cubre tus abdominales.

4. Fortalece el núcleo para bajar la barriga cervecera

Es esencial desarrollar los músculos centrales en general, y es una excelente adición a tu rutina de ejercicios que no requiere mucho tiempo ni equipo en absoluto. Los ejercicios de fuerza central fortalecen los músculos centrales, incluidos los músculos abdominales, los músculos de la espalda y los músculos que rodean la pelvis.

Puedes hacer ejercicios de fuerza central en un piso limpio o sobre un tapete. Respira libre y profundamente durante cada ejercicio. Concéntrate en apretar el transverso del abdomen, el músculo abdominal más profundo y el que siente que se contrae cuando toses.  Y por si no estás bien informado sobre esto, te incluimos un videíto sobre cómo hacer correctamente el Plank.

 Nota final

Perder tu barriga cervecera requiere tiempo y compromiso, así que se paciente y no te preocupes. Se ha demostrado que el estrés conduce a desequilibrios hormonales, especialmente el cortisol, que estimula el almacenamiento de grasa alrededor del abdomen y el estómago.

Fíjate metas realistas y no te asustes si no ves cambios de inmediato. Cualquier cambio, incluso cambios pequeños, puede ayudarte a reducir el daño que el alcohol puede causar. Además, tu barriga te lo agradecerá.

Y si leíste esto no por tu propia barriga sino por la de tu pareja, que quiseras ver desaparecer, pues explícaselo, o sugiérele que lo lea, y trata de animarlo a probar estos nada difíciles y mucho menos imposibles 4 pasos, que pueden conducir a mejor salud y apariencia.

(Para este trabajo utilizamos el de Tay Cuéllar en La vida lúcida)


Redacción Digital

 
Redacción Digital