1
Publicado el 21 Febrero, 2019 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

¿Por qué se retiró el mar en playas de Acapulco?

Durante media hora se pudo observar el lecho marino a 20 metros de la playa; las autoridades no activaron alerta para la población
Puerto Acapulco retirado mar/ Infobae

(Foto: infobae)

Turistas y habitantes del puerto de Acapulco, Guerrero, México, mostraron su asombro este fin de semana cuando el mar retrocedió entre 10 y 20 metros de las playas Caleta, Caletilla y Dominguillo.

El fenómeno permitió observar el lecho marino alrededor de 30 minutos.

La agencia Cuartoscuro informó que durante dos días continuos los visitantes a las populares playas fueron testigos de la retirada  del agua.

Las paredes del malecón quedaron descubiertas. (Foto: EFE)

Las paredes del malecón quedaron descubiertas. (Foto: EFE)

El Servicio de Protección Civil local informó que el fenómeno obedece a un sistema anticiclónico ubicado en las costas de California, Estados Unidos, y no representa un peligro para la población.

Durante el fin de semana no se emitió alta alguna de parte de las autoridades.

El fondo marino era observable en Caleta, Caletilla y Dominguillo. (Foto: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO.COM)

El fondo marino era observable en Caleta, Caletilla y Dominguillo. (Foto: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO.COM)

“El desplazamiento del mar que se presentó ayer en las playas de Acapulco es un fenómeno natural que ocurre en distintos lugares de manera cíclica y se percibe con diferente intensidad”, explicó el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo.

Las rocas del mar, las paredes de los restaurantes, quedaron expuestas a la visita en playas como Caleta, Caletilla y en zonas de el Revolcadero, aunque los turistas no suspendieron sus actividades y algunos fueron vistos nadando en el agua.

Pobladores y turistas mostraron su asombro por el fenómeno. (Foto: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO.COM)

Pobladores y turistas mostraron su asombro por el fenómeno. (Foto: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO.COM)

En este fenómeno, los vientos giran en sentido a las manecillas del reloj, desplazando hacia el interior el agua superficial, “sin representar algún riesgo mayor para la población”, explicó a EFE el meteorólogo mexicano Roel Ayala Mata, director de monitoreo y análisis de riesgos de la oficina.

Protección Civil precisó que este espectáculo suele ser habitual durante el invierno y que se debilita al final de la primavera, razones por las cuales puede volver a ocurrir en una intensidad variada.

(En infobae)


Redacción Digital

 
Redacción Digital