0
Publicado el 22 Abril, 2019 por Prensa Latina en ¿Sabías?
 
 

¿Quiénes construyeron Stonehenge?

Los análisis revelaron que los británicos neolíticos descendían en gran parte de grupos que tomaron la ruta del Mediterráneo, ya sea por la costa o saltando de isla en isla en botes.
Las famosas rocas del Stonehenge en las que parece insoirarse el diseño de los edificios impresos en 3D /Foto: posta.com.mx

Foto: posta.com.mx

Londres, abr (Prensa Latina) La antigua estructura Stonehenge probablemente fue construida por una población que tuvo su origen en la actual Turquía y pasó por la península ibérica antes de llegar a las islas británicas, publica la revista Nature.

Esta es la conclusión a la que llegó un grupo de investigadores británicos luego de analizar el ácido desoxirribonucleico (ADN) de restos humanos encontrados en la zona.

Los análisis revelaron que los británicos neolíticos descendían en gran parte de grupos que tomaron la ruta del Mediterráneo, ya sea por la costa o saltando de isla en isla en botes.

Según los especialistas del Museo de Historia Natural de esta capital, algunos grupos británicos tenían una pequeña cantidad de ascendencia de los que siguieron la ruta del Danubio.

Cuando los investigadores analizaron el ADN de los primeros agricultores británicos, descubrieron que se parecían más a los neolíticos de Iberia, los cuales eran descendientes de personas que habían viajado a través del Mediterráneo.

Además de la agricultura, los inmigrantes neolíticos parecen haber introducido en Gran Bretaña la tradición de construir monumentos mediante la utilización de grandes piedras conocidas como megalitos.

Los expertos explican que Stonehenge era parte de esta tradición, pues la construcción comenzó aproximadamente mil años después de la migración.

Aunque las islas británicas estaban pobladas entonces por pequeños grupos de cazadores, los análisis de ADN demuestran que no se llegaron a mezclar con los nuevos habitantes procedentes de España y del Mediterráneo.

Los cazadores-recolectores británicos fueron reemplazados casi por completo por los agricultores neolíticos, aparte de un grupo en el oeste de Escocia, asegura Tom Booth, coautor de la investigación.

Esto no significa que no se hayan mezclado en absoluto, simplemente que tal vez el tamaño de su población era demasiado pequeño para dejar algún tipo de legado genético, añade Booth.

El ADN sugiere también que la población local tenía la piel oscura combinada con los ojos azules, como la mayoría de los otros cazadores-recolectores europeos de la época. Por el contrario, el análisis genético muestra que los agricultores neolíticos tenían la piel más pálida, ojos marrones y cabello negro o marrón oscuro.


Prensa Latina

 
Prensa Latina