0
Publicado el 22 Julio, 2019 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

Cómo y por qué lograr que los niños coman menos azúcar

Tú puedes reeducar su paladar y evitar que sea afectado por malos hábitos dañinos para el cuerpo humano
Niña come mango/ Panorama
(Foto: Panorama)

Si tú y tu pareja ya acostumbraron al bebé, niño o niña, a las golosinas como yogures, panadería y dulcería industrial, jugos, chocolatadas y otras golosinas que se pegan en las shopping , este será un hábito muy difícil de quitar pues el azúcar causa adicción en personas de todas las edades, pero es mucho más perniciosa en los más pequeños del hogar. 

En la actualidad los niños son más adictos al azúcar, principalmente en su forma más peligrosa: el jarabe de fructuosa, el cual es ingrediente de varios productos industrializados, entre ellos, los refrescos.

Esta peligrosa formula está preparada a base de glucosa y fructuosa, pero no unidas entre ellas, como el azúcar de mesa, por lo cual el cuerpo necesita procesarla. De esta forma, la fructuosa se absorbe de inmediato y es directamente enviada al hígado en donde se convierte en grasa. 

El problema con el alto consumo de azúcares procesados es que se engaña al metabolismo de tal forma que la habilidad para segregar insulina se reduce, por lo cual se producen padecimientos como diabetes, obesidad y la disminución de glóbulos blancos.

Otra consecuencia negativa de este problema es que hay una menor capacidad del cuerpo a combatir infecciones. 

El gran inconveniente con el consumo de azúcar es que resulta muy adictiva. ¿La razón? Está comprobado que produce en el cuerpo una sensación más satisfactoria que la cocaína.

Sin embargo, tú puedes reeducar su paladar y evitar que sea afectado por esos malos hábitos que, sobre todo para las sociedades más consumistas, son muy promovidos por grandes empresas que fabrican productos comestibles dañinos para el cuerpo humano, algo reiteradamente denunciado por organismos especializados de la ONU.

Niña come melón/ GoGood Genetics
(Foto: GoGood Genetics)

Para hacer que los niños coman menos azúcar, tienes que saber que los ellos no deberían tomar más de 20 a 30 gramos de azúcares al día. Aquí te sugerimos algunos los tips que pudieras emplear con ese propósito.

Cómo hacer para que los niños coman menos azúcar:

1. Agua en lugar de jugos y refrescos

Si no le gusta tendrá que tomarla en algún momento puesto que le dará sed. Aquí cuenta mucho tu actitud como adulta responsable de un niño y no como un ser que existe en su vida para ser su servidora.

2.Fruta de postre

Puedes agregarle miel, incluso unas gotas de limón dependiendo la fruta que sea. La fruta te ayudará a evitar los dulces o pastelillos que únicamente dañarán su salud y que a largo plazo pueden generarle problemas de sobre peso.

3. No más “cereales”

Lo que se nos vende como cereales en realidad son golosinas disfrazadas de un “buen desayuno”. Están llenos de azúcar, lo que afecta la conducta de tu niño. Enséñale a comer avena, amaranto con leche y frutas.

4.Reduce gradualmente

Nunca prohíbas pues esto despertará su interés. Permite que una vez al día tu niño o niña se gane un pequeño chocolate por realizar bien una tarea. Eso construirá su autoestima y confianza y además le hará ver que el consumo de golosinas es ocasional y no cada vez que lo desee.

Finalmente recuerda que para que todo funcione debes primero aprender a comer tú, ya que si el niño tiene el hábito de los dulces es porque quien lo educa así lo ha permitido también mediante el ejemplo.

(Fuente: trabajos de  Laura Trejo / En Pareja)


Redacción Digital

 
Redacción Digital