1
Publicado el 19 Septiembre, 2019 por Rosa M. Cubela en ¿Sabías?
 
 

Conozca la estrategia de navegación visual de las hormigas

Para analizar la capacidad de memorización de estos insectos, científicos de la Universidad de Sussex, Reino Unido, prepararon una situación que resultase visualmente ambigua para las hormigas. Se las habituó a encontrar comida en un punto concreto ubicado entre dos cilindros de diferentes tamaños. Cuando les cambiaron el tamaño de los cilindros, solo eran capaces de orientarse hasta el lugar
Conozca las curiosidades del mundo de las hormigas.
Los estudiosos refinaron sus experimentos en cómo las hormigas seleccionan solo los recuerdos que les son útiles en cada momento. (Foto: laopiniondemurcia.es).

A cargo de ROSA M.CUBELA

Muchas veces nos preguntamos: ¿Cómo encuentran su camino las hormigas? Pues bien, los científicos de la Universidad de Sussex -localizada en Falmer, a 4 millas de la ciudad de Brighton, Reino Unido-, han mostrado con precisión cómo funciona la estrategia de navegación visual de las hormigas.

En su primer viaje a un emplazamiento de alimentos, esta sigue un sendero químico dejado por compañeras anteriores. Una forma lenta de viajar, puesto que la hormiga necesita caminar con sus antenas dirigidas hacia el suelo.

Sin embargo, esta ruta inicial le permite conocer una estrategia eficaz. En ese primer viaje, las hormigas se aprenden las imágenes de la ruta a medida que avanzan. Y en los viajes posteriores al lugar, se orientan valiéndose de rasgos específicos del paisaje y sus recuerdos sobre los mismos.

En el estudio, los científicos constataron que las hormigas empleaban juegos diferentes para recordar marcas específicas del terreno, dependiendo de si avanzaban hacia la comida, o si ya se habían abastecido y se dirigían de regreso al hormiguero. Ellas conservan muchos recuerdos y cuentan con mecanismos para activar los correctos.

Para analizar la capacidad de memorización de estos insectos, los investigadores prepararon una situación que resultase visualmente ambigua para ellas. Se las habituó a encontrar comida en un punto concreto ubicado entre dos cilindros de diferentes tamaños. Entonces, los cilindros fueron reemplazados por dos del mismo tamaño. En esta situación, las hormigas solo eran capaces de orientarse hasta el lugar correcto cuando algún rasgo adicional era introducido en el entorno a modo de punto de referencia.

Los estudiosos refinaron sus experimentos en cómo las hormigas seleccionan solo los recuerdos que les son útiles en ese momento, según explicó el investigador principal, Tom Collett, del Centro de Neurociencias de la Universidad de Sussex. Sin duda es impresionante la manera en que las hormigas se dirigen, y la capacidad que tienen de recordar.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela