0
Publicado el 23 Diciembre, 2019 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

Confidencia, protección, seguridad...

¿Es la tía una segunda mamá?

Existen esas tías especiales que hacen que tu vida sea diferente… 
Tía segunda mamá

(Foto en etapainfantil.com)

Parece que no es fácil tener una tía que te quiera tanto que le falte el aliento si algo te sucede, pero existen.

Existen esas tías especiales que hacen que tu vida sea diferente… Son esas tías que aunque estén lejos o cerca las puedes sentir bien próximas de tu corazón porque sabes que el amor que te tienen es mucho más especial de lo que parece.

La relación que se crea con una tía es muy diferente a la que se crea con los padres. Los padres son los encargados de educar, pero las tías además de poder ser un confidente también puede inculcar grandes valores que durarán toda la vida en sus sobrinos. Una tía regalará amor y atención a sus sobrinos y la conexión que exista entre ellos le hará tener un papel muy especial en la vida de los pequeños. Se puede sentir como una amiga camuflada en el papel de tía, una mujer que siempre velará por el bienestar de sus sobrinos… No podrá evitarlo, pero en algunos momentos se puede convertir en una segunda mamá.

Las madres

Muchas personas tienen la suerte de crecer al lado de una madre maravillosa, de esas que aman incondicionalmente, que son un gran apoyo siempre y que simplemente, saben ser madres en todos los aspectos… Aunque a veces se dé por sentado, nunca está de más recordar a una madre lo maravillosa que es, al fin y al cabo, si es una madre luchadora por sus hijos, nunca tendrás suficiente para poder agradecerle todo lo que ha hecho, hace y hará por ti. Si eres padre o madre y también eres luchador/a por tus hijos, seguro que sabes bien qué significan estas palabras.

Una madre siempre apoyará las esperanzas y los sueños de un hijo, siempre estará al lado de sus hijos, les animará a ser mejor persona y a hacer las cosas por sí mismos para convertirse en adultos exitosos. Pero no todo el mundo tiene esta fortuna, algunas personas pierden a sus madres o tienen que crecer sin esa figura materna. Una madre también puede querer a sus sobrinos mucho más de lo que se podría haber imaginado jamás, ¿o no?

Las segundas madres

Pero en la vida, además de las madres (biológicas o adoptivas) también están las segundas madres, esas mujeres que velan por ti y te quieren: tus tías. Los sobrinos comparten sus temores y sus preocupaciones, sus alegrías y sus pensamientos con sus tías, para no preocupar a sus propias madres pero sí para encontrar el confort y el consuelo de una figura de confianza que sabes que no te decepcionará jamás. Las tías tienen un papel de confidente que ayuda a desahogar las penas y a vivir experiencias diferentes. Una tía siempre aportará una perspectiva diferente y dará consejos útiles para seguir hacia adelante.

Aunque es cierto que siempre se puede ir a una madre para cualquier cosa, sin miedo… Porque para una madre sus hijos lo son todo. Pero siempre es bueno saber que se tiene otra figura para poder sentirse aún más amado/a y apoyado/a. Es maravilloso tener ambas figuras en tu vida, contar con el amor incondicional de una madre y todo el apoyo de una tía.

No podemos negar que las tías pueden ser más permisivas que los padres ya que aunque también enseñen valores y disciplina, la última palabra en la educación de los niños la tienen los padres. Por este motivo los niños encuentran en las tías una combinación entre amistad, confidencia, protección y seguridad en el papel de las tías. Si eres tía sabrás el sentimiento tan profundo que se siente hacia los sobrinos y si eres sobrino/a y tienes la suerte de tener una tía que te ama de forma incondicional sabrás la suerte que tienes de tener esa figura en tu vida.

Claro que no obstante haber mucha coincidencia de opiniones en diferentes medios (¡Las tías son como una segunda madre! – Salud180Por qué las tías son una segunda madre …¿La tía es como la segunda madre? La ciencia lo afirma … Y muchas más) , este es un tema abierto a los posibles criterios y experiencias de lectoras y lectores; si te interesara compartir la tuya, puedes hacerlo aquí mismo


Redacción Digital

 
Redacción Digital