0
Publicado el 3 Marzo, 2020 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

Imprevisto el hallazgo

Un hombre encuentra un tesoro escondido en un antiguo presbiterio

“ Me enteré de este descubrimiento en enero. En el obispado, sentimos sorpresa, incluso asombro". Se dice que el origen y la procedencia de estas piedras son actualmente completamente desconocidas.
vista general de la iglesia donde se encontró el tesoro

foto: Wikipedia

En un antiguo presbiterio de la ciudad costera francesa de Saint-Tropez un hombre, que realizaba trabajos en el lugar y mientras destruía una vieja chimenea, encontró varias cajas de cigarros escondidos en una esquina. Cuando lo abrió tenía varias piedras preciosas que sumaban al menos sesenta.

El trabajador tras el hallazgo se movilizó para declararlo. “Las piedras fueron mostradas a un joyero, quien concluyó que su valor era bajo “, explica Yves-Marie Sévillia, director de gabinete de Monseñor Rey, obispo de Fréjus-Toulon.

“ Me enteré de este descubrimiento en enero. En el obispado, sentimos sorpresa, incluso asombro”. Se dice que el origen y la procedencia de estas piedras son actualmente completamente desconocidas.

De hecho, de acuerdo con el artículo 716 del Código Civil de Francia, ” si el tesoro se encuentra en el fondo de otros, pertenece la mitad a quien lo descubrió, y la otra mitad al propietario del fondo “. El artículo especifica que ” el tesoro es cualquier cosa oculta o enterrada en la que nadie puede justificar su propiedad y que se descubre por puro efecto del azar “.

“ Si no se establece un vínculo con la diócesis, y estas piedras no se reclaman, de hecho irán al descubridor y al propietario del lugar. En cualquier caso, el sacerdote de la época no tenía conocimiento de este tesoro ” , explica Yves-Marie Sévillia.

(fuente original en francés: Le figaro )


Redacción Digital

 
Redacción Digital