0
Publicado el 17 Abril, 2020 por Giovanni Martinez en ¿Sabías?
 
 

El arte de conquistar lo imposible

Marcas curiosas, extravagantes y divertidas, pero no menos extraordinarias y casi imbatibles, han sido registradas en el libro de los Guinness

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Como tocar el cielo desde una ola. (marca.com)

Como tocar el cielo desde una ola. (marca.com)

Los inicios del surf se remontan a más de 500 años en las islas de Polinesia, aunque los antiguos habitantes del norte de Perú también dejaron evidencias sobre la presencia de personas practicando dicho deporte. Pero otra cosa muy distinta es llevarlo a su modo más extremo.

Una cuadrilla casi suicida se lanza cada día en busca del peligro y desde esa cúspide de osadía desmedida nos observa. Ahogamiento, colisiones, corrientes y animales marinos son solo algunos de los factores que convierten a este deporte en extremo, el cual básicamente consiste en deslizarse sobre las olas del mar de pie sobre una tabla, dirigiéndola gracias a una o varias quillas situadas en su parte trasera.

El brasileño Rodrigo Koxa es uno de los más atrevidos. Tanto es así, que el 8 de noviembre de 2017 se dejó impulsar por una ola de más de 24 metros en el municipio de Nazaré, frente a las costas portuguesas. El jurado presente en la competencia resolvió que entre la cresta y la base de la ola sobre la que mantuvo el equilibrio Koxa había 24.38 metros –comparable con un edificio de ocho pisos– y así superó al estadounidense Garrett McNamara, dueño de la anterior marca desde 2011 (23.77 metros). Koxa había mojado su tabla en varios mares recónditos en busca de olas de este tipo, por lo que antes de su monumental record ya ostentaba un título por haber surfeado sobre una ejemplar de 18 metros en 2010, en las costas de Chile, con la que estableció una nueva marca para Sudamérica.

Mucho más desdichado y aburrido fue el registro que nos dejó como legado el estadounidense Charles Osborne, quien abrazó la fama tras convertirse en el habitante del planeta que más años vivió con hipo. Sus permanentes e involuntarias contracciones de diafragma comenzaron en 1922 y solo se detuvieron cuando murió, en 1991. Osborne se convirtió en una celebridad tras reafirmarse con la racha más larga de hipo que se haya registrado en la historia, pues se estima que sus repeticiones sumaron más de 430 millones a lo largo de su vida. El hombre “hipeador” fue bastante normal, a pesar de su estresante padecimiento, pues se casó dos veces y alcanzó la avanzada edad de 97 años. Una persona común solo debería padecer de hipo algunas semanas como máximo, aunque lo más habitual es que en solo minutos desaparezca por completo.

Cha Sa-soon y la sonrisa del aprobado. (absurdityisnothing.net)

Cha Sa-soon y la sonrisa del aprobado. (absurdityisnothing.net)

A sus 64 abriles, la sudcoreana Cha Sa-soon se dispuso sacar la licencia de conducción en 2005 y terminó haciéndolo un total de 950 veces, hasta conseguir el mínimo de 60 puntos, los necesarios para pasar la prueba escrita. La pobladora de Jeonju –210 kilómetros al sur de Seúl– tenía 68 años cuando consiguió la tan anhelada hazaña que justificó por su deseo de emprender un negocio de venta de vegetales, para el cual necesitaba manejar un automóvil. La determinación de la abuela Cha le llevó a superar la barrera después de muchos intentos, lo que la convirtió en una celebridad local, e incluso sus consejos se hicieron virales: “Creo que uno puede lograr sus propósitos si los persigue con insistencia. Como yo, nunca renuncien a un sueño”.

Palitos de tendedera, mordazas u horquillas le llamamos en Cuba, según la región, a las piezas que comúnmente utilizamos para sujetar la ropa cuando lavamos. En cambio, el italiano Silvio Sabba de seguro no se concentra frente al cordel de su patio, pues entre sus distracciones está colocar estas molestas piezas en su cara, de modo que ha llegado a engancharse un total de 51 en un minuto, para especular de una marca nunca antes vista. Si usted está pensando en probar lo que se siente después de un pellizco… le aconsejo que siga tendiendo la ropa.

El joven Matt Suter posiblemente se sintió como una camisa desprendida por el viento de la tendedera, pues voló 398 metros junto con su casa rodante, la cual fue empujada por un tornado de intensidad F2. El habitáculo se internó en el cielo de Fordland, Estados Unidos, con Suter dentro, quien consiguió un record por sobrevivir a la distancia más larga recorrida por una persona gracias a la fuerza de este tipo de fenómeno meteorológico. El muchacho no lo supo hasta que recobró el conocimiento tras su aterrizaje, así que debió perderse toda la magia irrepetible de un paisaje giratorio.

Radhakant Bajpai y su impactante look. (kumparan.com)

Radhakant Bajpai y su impactante look. (kumparan.com)

El poco metrosexual Radhakant Bajpai, de la India, luce pelos en sus orejas que miden 13.2 centímetros, los más largos del orbe. Cuando las personas se reían de él, solía decirles que sus vellos se convertirían algún día en un gran logro. Y era cierto, aunque tuvo que aguantar burlas de todo tipo, en 2010 se adueñó de un récord mundial absoluto muy difícil de superar, pues no todos tenemos la posibilidad de extender la espuma del champú hasta determinadas áreas.

El 24 de noviembre de 1960 fue un día histórico para el baloncesto mundial, ya que el jugador Wilt Chamberlain consiguió una marca de otro mundo, al alcanzar un total de 55 rebotes en un solo juego, aunque irónicamente en aquel partido sus Philadelphia Warriors perdieron ante los Celtics de Boston. Desde entonces, ningún otro atleta ha podido pasar de los 37 rebotes.

Muchos especialistas consideran que el ya fallecido Chamberlain resultó el jugador de baloncesto más dominante de todos los tiempos. A lo largo de su carrera fue nombrado como el más valioso de la NBA en cuatro ocasiones y figura en la lista de los mejores 50 de toda la historia en la competición. En el apartado de los rebotes, Chamberlain se anotó 22 924 en toda su vida deportiva.

Hay pocos temerarios que se atreverán a replicar el récord conseguido por Tom Bagnall. En 2018 ese ingeniero británico aceleró hasta alcanzar los 180.72 kilómetros por hora en un go-kart de propulsión a chorro, esos pequeños vehículos monoplazas de alrededor de 90 kilogramos de peso que de ninguna manera son apropiados para desarrollar tales velocidades. Aunque el suyo había sido modificado para correr más rápido, activado con una turbina de avión, esto solo incrementa el peligro, pues una cosa bien diferente es sentarse frente al volante de un auto deportivo o de Fórmula 1, fabricados con la intensión de desafiar el cuentamillas y con la seguridad del piloto en otro nivel.

Bibi: un gato pacienzudo. (quintafuerza.mx)

Bibi: un gato pacienzudo. (quintafuerza.mx)

La mayor cantidad de dados apilados en la pata de un gato, aunque parezca increíble, fue conseguida por Bibi. Un total de nueve hicieron a la mascota y a su dueño poseedores de una marca mundial casi imposible, sobre todo teniendo en cuenta la poca paciencia y lo desobedientes que suelen ser esos felinos peludos. El malasio L.C. Siew recibió su premio por esta curiosa maniobra el 8 de junio de 2017 y seguramente Bibi prefirió su recompensa en especie.

Estas marcas son el resultado de la constancia y el empeño de individuos poco mediáticos. Aunque varias de estas proezas solo pueden resultarnos curiosas, extravagantes y divertidas, es innegable el sacrificio de sus protagonistas, o quizás todo se debe a la suerte.

 

El libro

Records Guinness

(Foto: excelenciasgourmet.com)

Guinness World Records es un compendio británico de referencia, publicado anualmente desde 1955, que contiene una colección de récords, tanto logros humanos como del mundo natural. El libro en sí tiene una marca, como la serie con derechos de autor más vendida de todos los tiempos. La franquicia se ha expandido más allá de las imprentas, y ha dado lugar a series de televisión y a un museo. Su popularidad le ha convertido en la principal autoridad internacional para la verificación de los récords del orbe.

 

Cuba también tiene su espacio en las páginas del Guinness World Records

En 2002, con la presencia de Fidel Castro, tuvo lugar en la Plaza de la Revolución José Martí la mayor simultánea de ajedrez del planeta, con 11 320 tableros. Estuvieron 600 maestros. (Foto: pinterest.com)

En 2002, con la presencia de Fidel Castro, tuvo lugar en la Plaza de la Revolución José Martí la mayor simultánea de ajedrez del planeta, con 11 320 tableros. Estuvieron 600 maestros. (Foto: pinterest.com)

El saltador de altura Javier Sotomayor, con sus dos marcas mundiales: 2.43 metros bajo techo y 2.45 al aire libre. (Foto: cubasi.cu)

El saltador de altura Javier Sotomayor, con sus dos marcas mundiales: 2.43 metros bajo techo y 2.45 al aire libre. (Foto: cubasi.cu)

Máximo Francisco Repilado Muñoz, mejor conocido como Compay Segundo: el artista más longevo en vender más de un millón de discos alrededor del mundo. (Foto: elmundo.es)

Máximo Francisco Repilado Muñoz, mejor conocido como Compay Segundo: el artista más longevo en vender más de un millón de discos alrededor del mundo. (Foto: elmundo.es)

Erick Hernández y sus diversos récords en dominio del balón. (Foto: ecured.cu)

Erick Hernández y sus diversos récords en dominio del balón. (Foto: ecured.cu)

El tabaquero José Castelar, quien ha torcido el tabaco más largo del mundo en varias ocasiones (11.04; 14.86; 20.41; 45.38; 81.80 y 90 metros de longitud). Este último con motivo del cumpleaños 90 de Fidel. (Foto: elpais.com)

El tabaquero José Castelar, quien ha torcido el tabaco más largo del mundo en varias ocasiones (11.04; 14.86; 20.41; 45.38; 81.80 y 90 metros de longitud). Este último con motivo del cumpleaños 90 de Fidel. (Foto: elpais.com)

El daiquiri más abundante de la historia (71 galones), preparado por 55 trabajadores del bar capitalino Floridita. (Foto: juventudrebelde.cu)

El daiquiri más abundante de la historia (71 galones), preparado por 55 trabajadores del bar capitalino Floridita. (Foto: juventudrebelde.cu)

El animal con plumas más pequeño: colibrí zunzuncito (Mellisuga helenae). (Foto: pinterest.com)

El animal con plumas más pequeño: colibrí zunzuncito (Mellisuga helenae). (Foto: pinterest.com)

La Ranita de Monte Iberia (Eleutherodactylus iberia), el anfibio más pequeño del planeta. (Foto: wikimedia.org)

La Ranita de Monte Iberia (Eleutherodactylus iberia), el anfibio más pequeño del planeta. (Foto: wikimedia.org)

 


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez