1
Publicado el 18 Julio, 2020 por Prensa Latina en ¿Sabías?
 
 

Ataque al corazón hace tres mil años

Descifran enigma de la mujer que grita

Los estudiosos escrutaron con avanzados métodos la 'momia de la mujer que grita', llamada así por su apariencia y que, según resultados de exámenes, murió súbitamente de un ataque al corazón hace tres mil años
Momia Mujer que grita

Foto: Prensa Latina

El Cairo, 17 jul (Prensa Latina) El famoso egiptólogo Zahi Hawass y un académico del Cairo descifraron enigmas sobre las dos momias encontradas en un escondrijo, donde fueron ocultados los cadáveres embalsamados de faraones, reinas y princesas, destacaron hoy medios locales.

Los estudiosos escrutaron con avanzados métodos la ‘momia de la mujer que grita’, llamada así por su apariencia y que, según resultados de exámenes, murió súbitamente de un ataque al corazón hace tres mil años.

Se trató de una persona que falleció en su sexta década y que sufría de aterosclerosis, padecimiento que incidió en el fatal desenlace, puntualizó Hawass de conjunto con el profesor de radiología de la Universidad del Cairo, Sahar Saleem.

El cuerpo conservado hasta la actualidad fue escondido junto a otros por sacerdotes de las dinastías XXI y XXII en Deir El-Baharis para proteger los esqueletos de miembros de las familias reales precedentes de los ladrones de tumbas, que saqueaban con frecuencia dichos sepulcros en busca de tesoros.

Antaño era común colocarlos en su interior para que acompañaran a los difuntos durante el viaje al más allá.

Se presume que la misteriosa finada fue una princesa, pues en las envolturas de lino que la cubrían aparecieron escritos en un antiguo idioma egipcio, señalando que se trató de una hija real (la hermana de Meret Amón), pero como hubo varias de ellas con igual nombre su identidad exacta sigue en duda, añadió el portal digital.

El escondite, ubicado en la localidad de Luxor, fue descubierto en 1881 y desde entonces abundan las historias en torno a los cadáveres que resguardó durante milenios.

Otro de ellos fue Pentawere, el hijo de Ramsés III, quien se vio obligado a suicidarse en la horca por participar en el asesinato de su padre.

Su momia, menos preservada que la de la mujer que grita, fue igualmente examinada por Hawass y Saleem.

El reconocido arqueólogo junto a otros expertos analizan un grupo de momias reales con técnicas de rayos X y otros procedimientos en busca de datos sobre tales personajes, que decidieron los destinos de su pueblo en la época faraónica.

Con metodologías que abarcan tomografías computarizadas y estudios de ADN, intentan precisar la causa del repentino deceso de Tutankamón, el rey niño.

La tumba DB320 en Deir El-Baharis (conjunto de templos funerarios de la necrópolis de Tebas, Luxor), resguarda los cuerpos momificados de más de 50 faraones, reinas y familiares de varios nobles, entre ellas el de la mujer que grita y Pentawere.


Prensa Latina

 
Prensa Latina