0
Publicado el 12 Noviembre, 2020 por DPA en ¿Sabías?
 
 

Las Basmatis y las Japonicas

Con muchos padres pero solo con dos madres: el arroz

Los científicos de la Universidad de Queensland estudiaron más de 3.000 genotipos de arroz y encontraron que la diversidad se heredaba a través de dos genomas maternos identificados en todas las variedades de arroz.
Arroceras en Asia

Foto en Infobae

MADRID, 11 Nov. 2020 (DPA/Europa Press) – Una investigación de la herencia de miles de variedades de arroz han identificado solo dos linajes maternos distintos, hallazgo que puede ayudar a mejorar la seguridad alimentaria mundial.

Los científicos de la Universidad de Queensland estudiaron más de 3.000 genotipos de arroz y encontraron que la diversidad se heredaba a través de dos genomas maternos identificados en todas las variedades de arroz.

El profesor Robert Henry, investigador principal, dijo que el hallazgo fue importante para comprender cómo el arroz se adapta a su entorno.

“Creemos que hubo dos domesticaciones separadas de plantas silvestres vírgenes que divergieron hace alrededor de un millón de años en la naturaleza, y luego, en los últimos 7.000 años, ha ocurrido la domesticación humana del arroz”, dijo en un comunicado el profesor Henry.

Las dos variedades domesticadas se cruzaron con los arroces silvestres locales en toda Asia.

“El arroz silvestre ha polinizado los arroces domésticos plantados en las cercanías y la semilla de la variedad domesticada ha incorporado la genética de las variedades silvestres locales”, dijo.

“El linaje materno se conserva a través de la semilla, y hemos identificado que debido a que los productores de arroz han recolectado y aún continúan recolectando la semilla del campo, las variedades locales se parecen mucho a los arroces silvestres locales”.

El profesor Henry dijo que el hallazgo tenía implicaciones para la domesticación del arroz y el mejoramiento para la adaptación al cambio climático para abordar la seguridad alimentaria.

Intentar capturar más diversidad

“Nos da pistas sobre cómo podríamos intentar capturar más diversidad en la naturaleza y llevarla al acervo genético domesticado para mejorar los cultivos de arroz”, dijo.

“También apunta a la necesidad de comprender la importancia del genotipo materno en términos del rendimiento del arroz, porque anteriormente no entendíamos que hay dos tipos funcionales maternos muy distintos”.

El arroz es el alimento básico de más de la mitad de la población mundial y es el tercer cultivo agrícola más grande del mundo, con más de 630 millones de toneladas producidas anualmente.

“Ahora tenemos una colaboración continua con matemáticos para tratar de encontrar una forma de analizar los datos del arroz con más detalle, queremos observar las relaciones entre muchos subgrupos diferentes”, dijo el profesor Henry.

“Esto incluiría examinar cómo se relacionan realmente las Basmatis y las Japonicas y los distintos tipos de arroces Indica”.


DPA

 
DPA