0
Publicado el 11 Noviembre, 2020 por DPA en ¿Sabías?
 
 

31.000 años en Austria, Paleolítico

El más antiguo entierro de gemelos idénticos

El hallazgo es un patrimonio mundial de importancia excepcional para responder preguntas sobre el desarrollo y la evolución sobre nuestra especie.
Aspecto y detalles del enterremianeto doble de gemelos más antiguo conocido - OREA-ÖAW

Aspecto y detalles del enterremianeto doble de gemelos más antiguo conocido – OREA-ÖAW/ Foto en notimerica.com

MADRID, 10 Nov. 2020 (DPA/Europa Press) – Estudios genéticos, morfológicos y químicos pudieron identificar a los dos bebés de un doble entierro de 31.000 años en Austria como gemelos idénticos y descifrar su corto tiempo de supervivencia.

Dos entierros de bebés del Paleolítico superior, un entierro doble de dos bebés y el entierro de un niño de aproximadamente 3 meses, se llevaron a cabo en 2005 durante las excavaciones de investigación realizadas por empleados del Instituto de Arqueología Oriental y Europea de la Academia de s de Austria en los estratos de aproximadamente 31.000 años en el yacimiento de Wachtberg en Krems an der Donau.

La tumba gemela estaba protegida por el omóplato de un mamut y estaba bien conservada. Debido a la pequeña cantidad de entierros de bebés sobrevivientes de la época de los humanos anatómicamente modernos tempranos del Paleolítico tardío, el hallazgo es un patrimonio mundial de importancia excepcional para responder preguntas sobre el desarrollo y la evolución sobre nuestra especie.

Una réplica de este doble entierro se ha exhibido en la sala 14 del Museo de Historia Natural de Viena desde el rediseño de las salas de exposición antropológica en 2013.

Un equipo interdisciplinario formado por un total de 16 científicos ahora logró no solo descifrar la relación de los tres bebés, sino también determinar el sexo y la edad al momento de la muerte con mayor precisión.

Distintas edades de muerte

Las distintas edades de muerte de los infantes de la fosa doble, que podrían ser identificados como gemelos idénticos, confirma el fenómeno histórico-cultural de la reapertura de una fosa con fines de entierro, hasta ahora desconocido para el Paleolítico.

El análisis genético molecular pudo mostrar que el doble entierro involucró a gemelos varones monocigotos (idénticos). Esta fue la “primera prueba genética molecular verificada y la más temprana de nacimiento de gemelos”, dice Ron Pinhasi de la Universidad de Viena. Es bien sabido que la frecuencia de los nacimientos de gemelos fluctúa en diferentes regiones y épocas. Hoy en día está aumentando y está alrededor de 1:85 (basado en gemelos monocigotos y dicigóticos), siendo los gemelos monocigotos aún más raros con una frecuencia de 1: 250.

“Descubrir un enterramiento múltiple del Paleolítico es una especialidad en sí misma. El hecho de que se pudiera extraer ADN antiguo suficiente y de alta calidad de los frágiles restos óseos del niño para un análisis del genoma superó todas nuestras expectativas”, informa en un comunicado Maria Teschler-Nicola del Museo de Historia Natural de Viena.

Análisis del genoma

Los restos óseos del tercer bebé recuperados de la tumba individual también demostraron ser adecuados para un análisis del genoma, a pesar de estar mal conservados: es un pariente masculino de tercer grado (posiblemente un primo).

También se examinó la edad de muerte de los bebés. Para la evaluación se utilizaron los incisivos deciduos laterales superiores, se recolectaron datos métricos, se realizaron preparaciones histológicas de cortes finos, se realizó un análisis de microtomografía computarizada y reconstrucciones 3D, y se realizaron análisis químicos.

Mientras que un bebé sobrevivió al nacimiento a las 6-7 semanas, el otro aparentemente murió al nacer o poco después. Los diferentes tiempos de muerte de los gemelos también pueden explicar la diferente ubicación de los restos físicos de los dos bebés. El bebé de 6-7 semanas es, por tanto, el “nuevo entierro”. Esto presupone la reapertura de la tumba, un hallazgo histórico-cultural de gran relevancia, ya que amplía el espectro previamente conocido de prácticas funerarias gravetianas.


DPA

 
DPA