1
Publicado el 8 Enero, 2021 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

Así irrumpió en el Capitolio

De la ‘fauna acompañante’ de Trump: el ‘Chamán Q’

Entre todas las imágenes dignas de la ficción que dejó la toma del Capitolio por parte de simpatizantes de Donald Trump, las más llamativas tuvieron como protagonista al pintoresco Jake Angeli, o 'Chamán Q'
Compartir
Chamán Q, fan de Trump

Foto en mundo.sputniknews.com

La imagen de Jake Angeli —o el ‘Chamán Q’ como algunos lo llaman— recorrió el mundo luego de que irrumpiera en el Capitolio con el torso desnudo, un sombrero de piel y cuernos. Aspirante a actor, el joven oriundo de Arizona recorre actos de Donald Trump desde 2019 buscando adeptos para la teoría conspirativa QAnon.

Entre todas las imágenes dignas de la ficción que dejó la toma del Capitolio por parte de simpatizantes de Donald Trump, las más llamativas tuvieron como protagonista al pintoresco Jake Angeli, el hombre que irrumpió en la sede del Congreso estadounidense con el torso desnudo, el rostro pintado de rojo, azul y blanco y un extravagante sombrero de piel con cuernos.

A pesar de que para el mundo puede ser una figura novedosa, Angeli cosecha cierta popularidad desde 2019, cuando comenzó a ser identificado como uno de los seguidores de la teoría conspirativa conocida como QAnon en el estado de Arizona. Ya entonces, y según consigna en su edición digital el diario estatal The Arizona Republic, Angeli se paraba frente a edificios públicos como el capitolio estatal para, munido de carteles y su característico sombrero, vociferar consignas conspirativas.

Angeli repitió lo mismo durante 2020 en varios lugares de Arizona, siempre en busca de captar nuevos adeptos para la teoría conspirativa que dice, en resumen, que el presidente Donald Trump era el único político que combatía a una red vinculada al tráfico de niños y la pedofilia en la que participaban altos dirigentes del Partido Demócrata y estrellas de Hollywood.

En octubre de 2020, el diario arizoniano recordaba cómo Angelis se había presentado en un acto de Trump en Arizona en febrero con un cartel que decía “Q send me” (Q me envió), en referencia al supuesto creador de la teoría QAnon, un internauta anónimo que, gracias a supuestamente haber trabajado en Inteligencia o en la Casa Blanca, conocería la existencia de la supuesta red de pedofilia.

En aquella oportunidad, Angeli intentaba explicar la teoría a todos quienes se acercaban. Algunos lo escuchaban y tras unos minutos de hablar con él se iban con una duda razonable a favor de QAnon. “La bola de nieve ha estado rodando y solo se está haciendo más grande. Ahora somos la norma”, dijo al periódico.

El pensamiento de Angeli, de 32 años, es característico de los seguidores de las teorías conspirativas. Desconfiado de los grandes medios de comunicación —quienes según los seguidores de QAnon son parte de la conspiración— el activista asegura que se informa a través de sus propias búsquedas en internet.

Entre las referencias literarias que pueden encontrarse de Angeli está el escritor Milton William Cooper, también oriundo de Arizona, y específicamente su libro lanzado en 1998 bajo el título Behold a pale horse (He aquí un caballo pálido). La obra incluye una variedad de presuntas revelaciones secretas del Gobierno de EEUU acerca de extraterrestres, la guerra contra las drogas o el asesinato a John F. Kennedy.

“En un punto, todo cierra en un sentido. Dios mío. Ahora puedo ver realmente lo que está sucediendo”, afirmaba Angeli, según The Arizona Republic.

Con su nombre y sus fotografías recorriendo el mundo, algunos otros detalles de Angeli salieron a la luz en las últimas horas. Por ejemplo, que se trata de un actor —o al menos aspirante a actor—, que ha hecho algunos trabajos de doblaje de voces.

Angeli parece querer evitar más exposición luego del asalto al Capitolio. Sus cuentas de Facebook, Twitter e Instagram —identificadas con el usuario y3llowston3wolf o nombres similares— permanecen cerradas. El joven también evitó hablar con el diario de Arizona que ha seguido sus pasos en los últimos años.

En cambio, sí dialogó con el periodista Adrian Morrow, corresponsal en Washington del diario canadiense The Globe and Mail, a quien dijo que la Policía del Capitolio dejó de perseguir a los manifestantes en determinado momento y les permitió el ingreso. “Luego de un rato, [Angeli] dijo que la Policía le pidió amablemente que se fuera y lo dejó ir sin arrestarlo”, añadió el periodista.

 

Jake Angeli, con su sombrero característico y una bandera de EEUU, durante el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021

Jake Angeli, con su sombrero característico y una bandera de EEUU, durante el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 / Foto en mundo.sputniknews.com

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital