0
Publicado el 13 Abril, 2021 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

UNA HISTORIA DE ESTOS TIEMPOS

A punto de casarse con mujer equivocada por error de tecnología

Fue uno de los invitados quien se dio cuenta de que fueron a parar a otra boda, por lo que el despistado novio y su grupo se retiraron entre disculpas.
Boda en Indonesia

Foto en malaymail.com/

En estos tiempos de uso común y a veces hasta descuidada confianza en las nuevas tecnologías transcurren historias de las que vale la pena enterarse. Por eso te contamos esta, según el reporte de RT.

Un hombre estuvo a punto de contraer matrimonio con una mujer distinta a su prometida, luego de que Google Maps, la famosa aplicación de mapas, lo guiara hacia una dirección incorrecta, informan medios locales.

Fue el pasado 4 de abril, cuando se celebraban dos ceremonias, una boda y un noviazgo, en una misma aldea de la provincia indonesia de Java Central.

Así, Maria Ulfa, una novia de 27 años, era atendida por un maquillador mientras todos esperaban por la llegada de su prometido.

Concentrada en su acicalamiento, la novia no se percató enseguida de que un grupo de invitados acababa de entrar junto con su ‘novio’.

Así, la familia de Ulfa le dio la bienvenida al grupo y se procedió al intercambio de regalos.

Afortunadamente, uno de los recién llegados se dio cuenta de que se habían equivocado de itinerario.

Al aclararse el error, los despistados se disculparon y se retiraron del lugar.

La situación fue captada por las cámaras y luego se hizo viral en las redes, en una cinta que muestra a los miembros del grupo equivocado abandonar el lugar, llevando consigo muchos obsequios.

“Me sorprendió ver al grupo de hombres, ya que no conocía a ninguno de ellos”, comentó Ulfa, tras precisar que su verdadero prometido se había retrasado. Su grupo tuvo que hacer una parada imprevista en búsqueda de un baño.

Entretanto, el novio perdido y sus allegados lograron llegar a su verdadero destino, tras ser ayudados por la familia de Ulfa a ubicar la dirección correcta.

Final feliz, pero ¡cuidado! Cualquier dato mal introducido o mal interpretado pudiera tener un resultado lamentable y hacer pasar un mal rato a quien metió el dedito en el lugar equivocado. ¿Lo sabías?

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital