0
Publicado el 15 Abril, 2021 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

Reloj de templo japonés parado por tsunami 2011 ‘revive’ tras sismo en 2021

El reloj de un templo japonés, de la prefectura de Miyagi, que dejó de funcionar tras ser sumergido por el tsunami originado por el devastador terremoto de 2011 en Japón. Mainichi/Hana Fujita/ Foto en RT

El reloj de un templo japonés, de la prefectura de Miyagi, que dejó de funcionar tras ser sumergido por el tsunami originado por el devastador terremoto de 2011 en Japón. Mainichi/Hana Fujita/ Foto en RT

El reloj de un templo de la prefectura de Miyagi (en el noreste de Japón) dejó de funcionar tras ser sumergido por el tsunami originado por el devastador terremoto de 2011 en Japón.

Tras diez años detenido, comenzó a moverse de nuevo después de otro sismo ocurrido en las prefecturas de Fukushima y Miyagi en febrero de 2021, informa RT

Bunshun Sakano, el sacerdote jefe del templo Fumonji, en la ciudad de Yamamoto, contó que el repentino reinicio del tictac del reloj le ha causado gran inspiración. “Es como una señal de aliento de que la verdadera restauración está por venir”, afirmó.

Sakano compró el reloj años antes del desastre de marzo de 2011 en una tienda de antigüedades de la prefectura de Fukushima.

Se cree que este reloj, de unos 80 centímetros de diámetros, fue construido hace alrededor de un siglo.

El templo se encuentra a unos pocos cientos de metros de la costa. Fue duramente golpeado por las olas del tsunami, que llegaron casi al techo del primer piso. Desde entonces, el reloj dejó de moverse, incluso después de haber sido limpiado repetidas veces.

El 13 de febrero de 2021 un terremoto de magnitud 6,0 sacudió la región.
A la mañana siguiente, Sakano fue a comprobar los daños en el templo y escuchó un tictac. Comprobó con sorpresa que el reloj había comenzado a funcionar de nuevo.
El sacerdote pensó que con el tiempo volvería a detenerse, pero dos meses después, todavía sigue moviéndose.

Un representante de la compañía que produjo el reloj explicó que es posible que el péndulo, que se había detenido, comenzara a moverse de nuevo con el temblor del terremoto, o que el polvo que se había acumulado en su interior se hubiera desprendido.

“Tal vez me está empujando a seguir adelante con una nueva determinación”, concluyó Sakano.


Redacción Digital

 
Redacción Digital