0
Publicado el 25 Junio, 2021 por Redacción Digital en ¿Sabías?
 
 

Qué es y para qué sirve la Moringa oleifera

Compartir
Árbol de moringa oleifera

Foto en https://www.utep.edu/

Lo más probable es que no te resulte del todo desconocida esta planta y sus bondades, tal vez hasta la busques y consumas; pero… es casi seguro que no sabes todo lo que te vamos a contar aquí y que sin duda te va a interesar.

Pues sí, la Moringa es un árbol capaz de alimentar quizá al mundo entero, y purificar el agua, entre muchas otras cosas. Es de lo que nos informa Ecocosas.

Esta valiosa planta es una fuente de salud inagotable y tiene un potencial enorme.

Es precisamente este potencial, y todos los beneficios y propiedades lo que ha llevado incluso a organismos del más amplio alcance,  como la ONU, a realizar estudios sobre cómo podemos implementar su producción y consumo a nivel mundial.

¿Qué es la moringa?

La moringa es un árbol caducifolio de rápido crecimiento originario del norte de India, que gracias a que crece en cualquier tipo de suelo y se adapta a periodos largos de sequía, se ha convertido en el pilar de alimentación de muchos pueblos que viven en condiciones extremas del subcontinente y en otras partes del mundo.Este árbol puede ser aprovechado en su totalidad, ya que además de sus largos frutos, sus semillas, raíces, cortezas, hojas y ramas aportan sustancias ricas para nuestro organismo, nutriéndonos generosamente, o nos permite preparar múltiples tratamientos naturales y que según el ayurveda podría curar más de 300 enfermedades.

semillas de moringa
¿Para qué sirve? Propiedades, beneficios y usos

La moringa se usa, por sus propiedades, de forma medicinal para combatir la diabetes y el cáncer, enfermedades muy presentes en nuestra actualidad.

Eso ha llevado a muchos estudios y ensayos clínicos. Como también a la expansión de su cultivo, como al desarrollo de numerosas aplicaciones como complementos, suplementos y extractos para disponer de sus múltiples beneficios.

Ya sea como alimento o suplemento, es posible introducir gradualmente la moringa en la dieta y ante cualquier efecto extraño suspenderlo, ya que no es habitual ningún tipo de efecto secundario al consumir la moringa.
Beneficios al consumirla:
  • La ingesta de Moringa ya sea seca o fresca, incrementa las defensas naturales del cuerpo.
  • Promueve la estructura celular del cuerpo, por lo que ayuda a la regeneración y protección celular.
  • Controla de forma natural los niveles de colesterol sérico.
  • Tiene una potente acción fungicida.
  • Embellece la piel, reduce la aparición de arrugas y líneas finas, rejuveneciendo por dentro y por fuera, debido a sus propiedades revitalizantes.
  • Promueve el funcionamiento normal del hígado y el riñón.
  • Ayuda a disminuir los niveles de arsénico en la sangre.
  • Proporciona energía.
  • Es un antiespasmódico, también promueve una correcta digestión.
  • Actúa como antioxidante.
  • Contribuye a mantener un sistema circulatorio saludable.
  • Es un potente antiinflamatorio natural.
  • Produce una sensación de bienestar general.
  • Regula los niveles de azúcar en la sangre, por lo que es una gran aliada a la hora de combatir la diabetes.
  • Según estudios recientes, tiene comprobadas propiedades anticancerígenas, y además, como revitalizante celular, ayuda a reducir el impacto de la radiación y la quimioterapia sobre las células.
Moringa, para qué sirve
Contraindicaciones

Existen algunas contraindicaciones de la moringa oleifera y posibles efectos secundarios a tener en cuenta. No se recomienda su consumo en mujeres embarazadas, ya que podría llegar a producir contracciones uterinas o abortos espontáneos. Pese a no estar considerada una de las plantas abortivas más peligrosas, es importante tener mucha precaución al respecto.

La Moringa también ayuda a espesar la sangre, por lo que si tienes problemas de coagulación, cardiovasculares o si estas en un tratamiento médico para adelgazar, consulta a tu médico antes de consumir Moringa.

¿Cómo se utiliza la Moringa para su consumo?

Principalmente, esta planta se puede comer casi al completo, pero lo que fundamentalmente se consume son sus hojas y las vainas con semillas.

Para consumirlas lo mejor es quitar las vainas cuando están verdes y cocinarlas como si fuesen judías verdes (chauchas, porotos verdes, ejotes, frijoles verdes, habichuelas o como lo llamen en tu región). Las hojas se cocinan igual que si fuese espinaca, las podemos agregar en preparaciones como pastas, guisos y sopas. También se pueden comer crudas en ensalada; o dejar secar y triturar como suplemento alimenticio.

Las semillas de moringa ya maduras y secas se pueden moler para hacer una especie de curry para condimentar otros platos.Las raíces, al cocinarse, tienen un sabor similar al del rábano picante, por lo cual fue muy utilizada por los ingleses durante la época de la colonización de India.

¿Conocías las propiedades de la moringa y para qué sirve? ¿Tienes experiencias usándola? Como decimos siempre, déjalo en los comentarios, que tanto nosotros como nuestros lectores nos beneficiamos de los aportes que amplíen nuestros conocimientos de las plantas medicinales.

IMPORTANTE: Esta información tiene por objeto complementar, no reemplazar el consejo de tu médico o profesional de la salud y no pretende cubrir todos los posibles usos, precauciones, interacciones o efectos adversos.

Es posible que esta información no se ajuste a todas las circunstancias específicas de salud. Nunca demores o hagas caso omiso de la búsqueda de consejo médico profesional del  médico debido a algo que haya leído en ecocosas. Siempre debes hablar con un profesional de la salud antes de comenzar, suspender o cambiar cualquier tipo de tratamiento.
Ah, pero no podemos hablar de la Moringa sin recordar a Fidel, que tanto se interesó y se ocupó por extender el cultivo y uso de esta planta maravillosa en Cuba. Veámoslo en esta linda anécdota, publicada en Cubadebate
Un guajiro, Fidel y la moringa
Fidel y Omar Gonzáles, foto en Cubadebate

Omar González Santamaría junto a Fidel. Foto: Cortesía del entrevistado/ Radio 26. / Cubadebate

Omar González Santamaría, un apasionado de la agroecología, junto a Fidel Castro Ruz. Foto: Cortesía del entrevistado/ Radio 26.

Nunca pudo imaginar Omar González Santamaría que su apasionante amor por la agroecología pasara del marco de las investigaciones para germinar en una amistad eterna con Fidel Castro Ruz.

Este guajiro serio y estudioso atesora en su finca Plácido, en Cantel, centenas de plantas de moringa, morera y sacha inchí. Su aporte científico se reconoce en los fórums de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), en los eventos promovidos por la Delegación Provincial de la Agricultura y traspasa incluso las fronteras de Matanzas.

Sin embargo, este profesor de Química relata que conocer a Fidel y dialogar con un hombre que comprendía el valor de la agricultura sostenible y orgánica en Cuba, fue la mayor y más grata experiencia de su vida.

El hombre detrás de la moringa
Fidel Castro y la moringa

Foto: Alex Castro en Cubadebate

“Alrededor del 2009 o el 2010 vi por primera vez la moringa oleífera en Venezuela. Me interesé por la planta y pregunté sobre ella a los investigadores de la Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey. Ahí me explicaron que la planta era el famoso tilo americano. No obstante, poseía  tantos beneficios que inicié el primer sistema intensivo de producción de moringa en la Isla para el consumo de los animales y las personas”, comenta Omar.

Por esa misma fecha, Fidel Castro buscaba un cultivo con condiciones de adaptabilidad y con amplios beneficios nutricionales para ayudar al pueblo de Haití a raíz del terremoto que destruyó el país.

“Entonces la doctora Concepción Campa Huergo le sugirió al Comandante la planta, por las propiedades de la moringa. Fidel le preguntó que quién tenía eso en la Isla. Conchita le respondió que un guajiro en Matanzas de nombre Omar.”

Al día siguiente, recuerda el campesino,  un equipo de personas visitó su finca. Tomaron muestras, memorias gráficas y le preguntaron todo lo necesario sobre la moringa.

“Y no pasaron más de 15 días cuando Fidel me llamó a la casa y estuvimos aproximadamente una hora y diez minutos conversando sobre la moringa y sus propiedades. Después de hacerme tantas preguntas, a los 15 días me llamó de nuevo y me dijo: Omar ahora pregúnteme a mí todo lo que quiera saber de la moringa.”

Desde esa fecha ese cultivo se extendió gradualmente por Cuba, bajo la iniciativa del Comandante quien dedicó a esta planta, incluso, la reflexión del 17 de junio de 2012 donde reconoció que: “Están las condiciones creadas para que el país comience a producir masivamente Moringa Oleífera y Morera, que son además fuentes inagotables de carne, huevo y leche, fibras de Seda que se hilan artesanalmente y son capaces de suministrar trabajo a la sombra y bien remunerado, con independencia de edad o sexo.”

El encuentro

Omar González Santamaría refiere que Fidel Castro lo llamaba periódicamente para consultar sobre cómo se podían incrementar los rendimientos, cuál era el marco de siembra idóneo y sobre los resultados del uso de la moringa en los animales

“Siempre me decía, Omar cuándo nos vemos y le respondía Comandante cuando usted me invite. Otras veces era yo el que insistía para conocernos personalmente y él me decía que tenía una disciplina que cumplir… Al final no nos poníamos de acuerdo.”

Fidel junto a árboles de moringa

Fidel entre árboles de moringa / Foto: Alex Castro / En cubadebate

Sin embargo, en el 2014 el campesino matancero conocería personalmente al líder histórico de la Revolución Cubana.

“En una ocasión participé en un evento de porcicultura tropical en la capital y fui por la noche a casa de Concepción Campa. Casualmente Fidel llama a Conchita y ella le dice que yo estaba ahí. El Comandante pide hablar conmigo y después de tantas preguntas me dijo que no podía irme de La Habana sin verlo. Eso fue un miércoles y el viernes cuando terminó el evento fui a visitarlo a su casa.”

Omar recuerda como si fuera hoy esa visita. Rememora el intercambio de experiencias de ese día con respecto a la moringa y a la fabricación del queso de cabra, pero sobre todo comenta la amabilidad de Fidel.

La visita se repetiría por segunda y última vez. En ese momento dialogaron sobre la sacha inchi, una planta rica en omega 3, su aceite y las semillas.

“Siempre tuvimos una amistad muy fuerte, a veces me llamaba o mandaba a algún compañero a mi finca para que tomara fotos sobre el avance de la moringa y la morera. O simplemente le encargaba a algún especialista de paso por la provincia que me visitara y me diera un saludo de su parte. También, intercambiábamos plantas, la última que me envió fue una variedad de moringa, la ubre blanca.”

Aunque nunca Fidel pudo visitar la finca Plácido, explica Omar que envió a Raúl Castro en el 2012 para que observara la moringa.

El 25 de noviembre de 2016, el día en que se estremeció Cuba y el mundo, el guajiro matancero recibió la noticia cerca de la madrugada.

“Lo sentí mucho porque era nuestro padre y guía, pero para mí él sigue vivo. Recientemente tuve la oportunidad de conocer a Tony y Alexis, sus hijos, que seguirán esta tradición del Comandante en Jefe y quedaron en visitar mi finca para ver los cultivos e intercambiar experiencias. A mí me enorgullece grandemente que Fidel trabajara hasta los últimos días de su vida en el cultivo de estas plantas.”

(Publicación original en Radio 26)

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital