0
Publicado el 3 Julio, 2021 por Prensa Latina en ¿Sabías?
 
 

BRANWEN POR MERLINA

Leyenda y realidad de los cuervos protectores

Cuenta la leyenda que si esas aves negras, y para muchos de mal agüero, abandonan un día el castillo a orillas del río Támesis, el reino estaría en peligro, por lo que la reciente desaparición de uno de ellos hizo saltar las alarmas entre los defensores de la monarquía
Compartir

Cuervo y su cuidador en la Torre de LondresPor Néstor Marín

Londres, 3 jul (Prensa Latina) Otrora residencia real, lugar de ejecuciones públicas de reyes y reinas, prisión y depósito de las joyas de la Corona, la Torre de Londres también alberga a una bandada de cuervos sobre cuyas alas descansa la suerte de todo un país.

Cuenta la leyenda que si esas aves negras, y para muchos de mal agüero, abandonan un día el castillo a orillas del río Támesis, el reino estaría en peligro, por lo que la reciente desaparición de uno de ellos hizo saltar las alarmas entre los defensores de la monarquía.

La versión oficial afirma que fue el rey Carlos II (1630–1685)quien unió el destino del país a la presencia permanente de los cuervos en la Torre de Londres cuando el astrónomo real se quejó de que los pájaros le estaban estropeando sus estudios.

El monarca de inmediato ordenó deshacerse de los animales, pero sus consejeros le dijeron que si lo hacía, la edificación caería y con ella todo el reino, por lo que de inmediato cambió de parecer y decretó que desde ese momento había que mantener al menos seis cuervos vivos en el lugar.

Desde entonces, un cuidador especialmente entrenado tiene la responsabilidad de alimentarlos.

El maestro de cuervos (Ravemaster) es escogido de entre los Beefeaters, los emblemáticos guardianes del lugar que como requisito indispensable deben haber servido durante al menos 22 años en el ejército británico, y tener un historial de conducta intachable.

Los pájaros son alimentados a base de ratones, carne cruda y galletas mojadas en sangre, y aunque deambulan libremente por los patios y muros del castillo, su cuidador les recorta cuidadosamente algunas plumas para impedirles volar muy lejos, explica la página electrónica del ahora popular museo.

Con la desaparición de Merlina semanas atrás quedaron apenas siete cuervos en la Torre de Londres, pero los guardianes se apresuraron a aclarar que no había de que preocuparse porque tenían otras dos crías de ‘repuesto’.

Uno de los pichones fue bautizado como Edgar por el cuidador Chris Skaife, mientras que el nombre del otro fue escogido mediante votación popular y anunciado en un programa de noticias de la cadena BBC.

Según informó la televisora a toda la nación, el nuevo cuervo, que junto a Jubilee, Harris, Gripp, Rocky, Erin, Poppy, Georgie y el mencionado Edgar tiene la misión de proteger al reino y a su pueblo, se llama Branwen, en honor a una deidad de la mitología celta.

(Tomado de Orbe)

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina