0
Publicado el 15 Abril, 2015 por Marieta Cabrera en Salud
 
 

CONVENCIÓN CUBA SALUD 2015

Diálogo imprescindible

Uno de los contratos firmados en la Feria por MEDICUBA S.A. incluye la compra de equipamiento para diagnóstico y tratamiento del cáncer

Uno de los contratos firmados en la Feria por MEDICUBA S.A. incluye la compra de equipamiento para diagnóstico y tratamiento del cáncer

Por MARIETA CABRERA
Foto: GILBERTO RABASSA

Un escenario justo para dialogar acerca de la salud como derecho del ser humano y la necesidad de garantizar en cada país una cobertura sanitaria universal, encontraron los más de dos mil delegados e invitados de todos los continentes que asistieron a la II Convención Internacional de Salud, del 20 al 24 de abril, en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Lo reconoció así en su mensaje a los participantes la doctora Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud, cuando al referirse a esta cita dijo que acontecía en “el lugar apropiado y en el momento oportuno”.

Chan elogió los indicadores sanitarios alcanzados por Cuba y su ayuda solidaria a otros pueblos -en particular a las naciones africanas afectadas por la epidemia del ébola-, y remarcó la necesidad de que la salud ocupe lugar prioritario en la agenda de desarrollo post 2015 de todos los gobiernos.

Esa urgencia fue refrendada por los asistentes a esta Convención al abordar, entre otros muchos temas, las determinantes sociales y la equidad en la salud, en un contexto mundial marcado por hondas desigualdades.

“No quedan dudas de que la salud es un producto determinado socialmente”, dijo el viceministro primero del sector en Cuba, doctor José Ángel Portal Miranda, al intervenir en la plenaria, y enfatizó que corregir las enormes diferencias sanitarias susceptibles de solución dentro de cada país y entre las naciones es cuestión de justicia social e imperativo ético.

Teniendo en cuenta que el acceso a las tecnologías es esencial para la cobertura universal, se hizo coincidir el diálogo académico propio de la convención con la XIII Feria Internacional Salud para Todos 2015, evento que reaparece luego de diez años de ausencia.

“Para nosotros la feria tiene una importancia trascendental”, declaró a BOHEMIA el ministro cubano de Salud Pública, doctor Roberto Morales Ojeda, y agregó que en la muestra participaron 41 empresas nacionales, las cuales buscan dar respuesta a las necesidades del sistema sanitario cubano y a demandas de la colaboración médica que brinda la Isla en 67 países.

A la par, destacó la presencia de 156 firmas extranjeras con productos de calidad y la posibilidad de introducir algunos en Cuba, en correspondencia con el cuadro de salud de la población, para seguir beneficiando a esta y garantizar el desarrollo del sistema sanitario local como referente internacional.

Con ese propósito, MEDICUBA S.A., importadora y exportadora del Ministerio de Salud Pública, tuvo una notable actividad en la Feria, efectuada en Pabexpo. Según explicó a esta revista su presidente, Armando Piloto Carvajal, la muestra les ofreció “la posibilidad de conocer tecnologías que pondrán en mejor situación al sistema de salud cuando puedan ser adquiridas para los servicios de atención en Cuba y en los países donde hoy se da asistencia médica”.

Entre los 49 contratos firmados por MEDICUBA S.A. hasta el 23 de abril -puntualizó Piloto- se incluye equipamiento para diagnóstico y tratamiento del cáncer, y para otras especialidades, como anatomía patológica, endoscopía, cirugía general, anestesiología e imaginología.

Premiados en la Feria
Un total de 10 premios y 13 reconocimientos en cuatro categorías: calidad, diseño de productos, diseño de stand, y comunicaciones fueron entregados en esta edición de la Feria. El Factor de Crecimiento Epidérmico Humano Recombinante HeberProt P, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, recibió el premio especial.
Heber Biotec de Cuba mereció el gran premio de comunicación integral, y el de diseño de stand lo obtuvo la Unidad Central de Cooperación Médica. El lauro de la calidad lo merecieron, entre otros, Senti-nella 102 Oncovision, mostrado por Hemo Diagnóstica s.r.l; y el Analizador automático de hematología BC-6800, de Mindmax Medical Solutions.


Marieta Cabrera

 
Marieta Cabrera