0
Publicado el 8 Abril, 2015 por Marieta Cabrera en Salud
 
 

COLABORACIÓN MÉDICA

La misión de sus vidas

Por MARIETA CABRERA

Regreso a casa de médicos y enfermeras que combatieron el ébola en África

Médicos y enfermeros del contingente Henry Reeve que combatieron al ébola comienzan a regresar a Cuba (foto: MARCELINO VÁZQUEZ / AIN)

Aquel árbol con más de doscientas cintas atadas a sus ramas, una por cada vida que lograron salvar en el combate contra el ébola, es de esos recuerdos que siempre acompañarán al doctor Norge Jesús Martínez Ramírez, integrante de la brigada de médicos y enfermeros cubanos que laboró durante casi seis meses en el centro de tratamiento Maforki, de Port Loko, Sierra Leona.

“Fue una experiencia única, impresionante, desde el primer día que entré a trabajar al área roja. Allí vi muchos pacientes acostados en el piso, deshidratados, con aquella mirada de ansiedad que me penetraba hasta la médula”, comenta a BOHEMIA, vía telefónica, el especialista en Medicina Interna, desde su habitación en el centro asistencial donde pasa el proceso de vigilancia epidemiológica y control establecido para quienes arriban a Cuba procedentes de naciones afectadas por la epidemia.

Confiesa que, a pesar del riguroso entrenamiento recibido antes de partir para África, el temor ante un posible contagio siempre estaba latente. En una ocasión, relata, mientras atendía a los enfermos, la máscara o nasobuco que protegía parte de su rostro se le corrió un poco y como las reglas indicaban que en ese caso no podía tocarla para ponérsela correctamente, trató de mantener la calma, respirar despacio, y después abandonó el área roja para desinfectar el equipo de protección y retirarlo paso a paso.

La profesionalidad de los cubanos ubicados en Maforki fue apreciada por los miembros de la organización no gubernamental estadounidense y el personal sanitario de Sierra Leona que trabajaron junto a ellos. Según cuenta el doctor Norge, “llegaron a tener tanta confianza en nosotros que nos buscaban para discutir los casos y casi siempre que era necesario canalizarle una vena periférica a algún paciente”.

Cuando usted hojee este número de la revista, el médico pinareño estará rodeado nuevamente de su familia, y volverá a abrazar a sus colegas del policlínico Ramón González Coro, en Minas de Matahambre. Como él, en días pasados retornaron a la Isla todos los colaboradores de la salud que combatieron el ébola en Sierra Leona y Liberia, quienes forman parte del contingente Henry Reeve.

Ese colectivo, integrado por más de 250 médicos y enfermeros, viajó en octubre de 2014 a ambas naciones y a Guinea Conakry, país este último donde al cierre de la presente edición se mantenía parte del grupo.
La decisiva contribución de este contingente para detener la epidemia de ébola, reconocida por las autoridades sanitarias internacionales, fue destacada recientemente por el presidente de la República de Guinea, Alpha Conde, para quien “los mejores médicos en África son los cubanos”.

Y es que la solidaridad de esta Isla con los pueblos del continente africano tiene raíces tan hondas como las de aquel árbol que crece en los alrededores del centro de tratamiento de ébola Maforki, símbolo de hermandad y de vida.

UNA VEZ MÁS, SOLIDARIDAD CON CHILE

Un grupo de especialistas de la Salud parte hacia Chile

El Ministro Roberto Morales despidió a otra brigada del contingente Heenry Reeve que partió rumbo a Chile. (foto: AIN)

Como en otras ocasiones, ante la ocurrencia de terremotos, una brigada médica cubana partió el 9 de abril hacia Chile -según se conoció al cierre de esta edición-, esta vez para brindar atención a personas afectadas por severas inundaciones e intensas lluvias. Nueve médicos, cuatro licenciados en Enfermería y dos en Higiene y Epidemiología, integran el grupo que forma parte de la Brigada Henry Reeve y que, junto al sistema sanitario chileno, contribuirá a mitigar los daños que hoy enfrenta ese pueblo. Fueron despedidos por el Ministro de Salud Pública, Roberto Morales. Este nuevo gesto de Cuba confirma el apego de la Revolución cubana a los ideales de humanismo y solidaridad que proclama y defiende.


Marieta Cabrera

 
Marieta Cabrera