0
Publicado el 19 Marzo, 2016 por Prensa Latina en Salud
 
 

Ofensiva cubana contra el zika y el dengue

Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, explicó en conferencia de prensa que esos padecimientos, junto al chikunguya, constituyen una emergencia a nivel mundial y un serio problema en la región de las Américas
Los doctores Francisco Durán -izquierda- director nacional de Epidemiología, y Jorge Pérez, director del Instituto de Medicina Tropical, en conferencia de prensa.

El doctor Jorge Pérez -derecha-, dio a conocer que el Minsap tiene un grupo de investigación dedicado a determinar las características clínicas y epidemiológicas de la enfermedad en Cuba. (Foto: RODOLFO BLANCO CUÉ/ACN).

La lucha antivectorial, la vigilancia epidemiológica y el control sanitario internacional son las principales acciones que intensificó Cuba para enfrentar enfermedades como el zika y el dengue, afirmaron hoy autoridades sanitarias de la isla.

El director nacional de Epidemiología del país caribeño, Francisco Durán, explicó en conferencia de prensa que esos padecimientos, junto al chikunguya, constituyen una emergencia a nivel mundial y un serio problema en la región de las Américas.

Cuba, como país tropical, tiene la desventaja de poseer al vector de estas enfermedades, el mosquito de género Aedes, por lo que desde finales del pasado año las autoridades profundizaron las acciones que normalmente se realizan para enfrentar ese agente transmisor, manifestó.

En el capitalino hotel Tryp Habana Libre, el funcionario indicó a medios nacionales y extranjeros que si bien en la isla se reportan hasta el momento cinco casos de zika, cuatro de ellos se registraron en personas que ingresaron desde otros países.

Según el especialista, en la nación existe un sistema diario de control muy riguroso, con centros de vigilancia que funcionan en todo el territorio y que envían muestras al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), en La Habana, ante sospechas de que esté presente el virus en alguna persona.

En ese sentido, el director de esa entidad, Jorge Pérez, dio a conocer que el Ministerio de Salud Pública tiene un grupo de investigación dedicado a determinar las características clínicas y epidemiológicas de la enfermedad en Cuba. Al mismo tiempo, expresó que si bien el zika no causa la muerte, puede traer complicaciones neurológicas en la descendencia que llegarían a ser mortales, de ahí la importancia de la prevención, sobre todo en las mujeres embarazadas.

El IPK tiene creadas todas las condiciones para dar seguimiento a las personas afectadas, agregó Pérez, quien recordó que no existe un tratamiento específico para ninguna de esas enfermedades.

Sobre el dengue, ambos especialistas refirieron que se han registrado casos en 46 municipios del país, en los cuales las actividades de control son aún más fuertes.

Ambos especialistas coincidieron en que la estrategia más importante para prevenir los padecimientos provocados por el Aedes es el control del vector, llevarlo a niveles que no permitan la transmisión.

Recordaron que hace muchos años Cuba desarrolla la campaña contra ese mosquito, la cual no solo implica al sistema de salud, sino que constituye un plan intersectorial en el cual se involucran diferentes organismos e instituciones.


Prensa Latina

 
Prensa Latina