0
Publicado el 3 Marzo, 2016 por Aleida Cabrera en Salud
 
 

Si de enfermedades mentales raras se trata…

En el mundo de la medicina existen enfermedades mentales poco conocidas, incluso por los especialistas, aquí referimos algunas

 

Por Aleida Cabrera López

Síndrome de Korsakov. (Foto: aludpasion.com)

Síndrome de Korsakov. (Foto: aludpasion.com)

Hay muchos síndromes poco conocidos, incluso muchos médicos desconocen sus nombres.

Si tiene un conocido o familiar con un tipo de enfermedad mental no muy común, en este trabajo encontrará información importante sobre algunos trastornos metales poco frecuentes

Sindrome de Capgras o Mal de Capgras

Este es un raro trastorno que impide reconocer personas. Más concretamente, impide reconocer rostros de personas e identificarlos como familiares o amigos cercanos.

Es decir, la persona no es capaz de reconocer los rostros de las personas que quiere, aunque, por ejemplo, no tiene problemas en identificar objetos.

La desconexión ocurre a nivel de la memoria afectiva, y de las “sensaciones” que la persona experimenta.

Síndrome de Korsakov

Es un trastorno mental provocado por el alcoholismo crónico, que hace que los enfermos no puedan recordar los hechos más recientes.

En este tipo de trastorno, solo la memoria a corto plazo es la que se ve alterada. Es posible que la persona recuerde acontecimientos de muchos años atrás pero no de los que sucedieron hace pocos días.

Síndrome de Tourette

En este tipo de enfermedad, las personas sufren de movimientos involuntarios.

Es como si estuvieras sentado y de pronto comienzas a mover tu brazo, como si fuera un tic nervioso. Deseas controlarlo pero no puedes.

En este síndrome, los síntomas aparecen y desaparecen sin una secuencia lógica.

En algunos pacientes la frecuencia con que repiten los movimientos aumenta con el transcurso de los años, en otros sin embargo esto no sucede.

Síndrome de Munchausen

¿Se imagina que venga un familiar con una profunda herida realizada por él mismo y diga que alguien lo ha atacado?
Además de realizarse heridas, la persona también simula otros síntomas, como el de padecer fuertes dolores. De esta forma el enfermo busca beneficiarse de los cuidados y ventajas que pueda sacar de la situación.

La tricotilomanía: impulso de arrancarse el pelo del cuero cabelludo

Es un tipo de trastorno maniático, en el que el enfermo siente de manera compulsiva el deseo de quitarse el pelo de cualquier parte del cuerpo: cabezas, cejas, pecho, etc.

Síndrome de Negligencia hemisférica

Es un trastorno del cerebro y que tiene una consecuencia muy peculiar: los pacientes solo ven la mitad de las cosas.

Cuando se le pide a una persona que padece esta enfermedad que describa lo que ve, solo describe la mitad de un plato, la mitad de una blusa, etc. Todos los objetos son vistos parcialmente y exactamente a la mitad.

Síndrome de Cotard

En 1880, un neurólogo francés y a quien se debe el nombre de esta enfermedad, descubrió este comportamiento tan extraño.

El paciente llega a creer que sus órganos están putrefactos y que como ya ha muerto, cree que nunca va a morir.

Síndrome de la Tourette. (Foto: taringa.net)

Síndrome de la Tourette. (Foto: taringa.net)

Síndrome de Frégoli

En esta enfermedad psicológica la persona enferma se siente permanentemente perseguida.

Quienes la sufren están plenamente convencidos de que hay una persona determinada que se disfraza o cambia su apariencia física, que lo persigue siempre y que está en todas partes.

Aunque les explicaras que no es así, siguen viendo y percibiendo lo mismo.

Síndrome de París

Es un síndrome que ocurre casi exclusivamente en los japoneses. ¿Cómo puede explicar esto la ciencia?
Ocurre mayoritariamente con japoneses que llegan a París y sufren un shock cultural. Pero esto va más allá de una diferencia cultural naturalmente lógica.

La enfermedad se manifiesta de una manera muy angustiante para los orientales que no pueden percibir ningún detalle de la ciudad.

Ven la torre Eiffel pero no pueden comprender que se encuentran en la ciudad “luz”.

Síndrome de Jerusalén

De cierta forma es similar al anterior, en la medida que afecta a quienes visitan Jerusalén. Sin embargo, las personas que lo sufren actúan de una manera bastante distinta.

Quienes padecen el síndrome de Jerusalén, están convencidos que Dios los ha enviado allí para que hagan vivo el mensaje de la biblia. Se encarnan en la piel de los profetas, y verdaderamente se sienten como tales.

Síndrome de Stendhal

¿Se imagina que estando en un museo frente a una gran exposición de arte, de pronto le viene un ataque de angustia?
Estos son los síntomas de esta rara enfermedad, que ocurre cuando la persona se expone a obras de arte particularmente bellas.

Síndrome de Diógenes

El nombre es atribuido a un famoso filósofo griego quien vivía recluido en un barril de vino. Más allá de la leyenda, esta patología genera un deseo incontrolable de reclusión y aislamiento.

Síndrome de Estocolmo. (Foto: batanga.com)

Síndrome de Estocolmo. (Foto: batanga.com)

Quienes lo sufren, generalmente personas de la tercera edad que viven solas, tienden a acumular muchos objetos y desperdicios en su hogar.

La persona enferma no tolera la vida en sociedad. Si bien es catalogada como una enfermedad psiquiátrica, también tiene un fuerte componente psicológico.

Síndrome de Lima

El nombre se lo debe a la capital peruana, en la cual se experimentó por primera vez una circunstancia propicia para esta enfermedad.

Se da cuando los secuestradores o captores generan un vínculo casi afectivo con sus víctimas, compadeciéndose de ellas y comenzando a contemplar sus necesidades de otra manera.

Síndrome de Estocolmo

En este caso, es la víctima de secuestro quien comienza a experimentar afecto y simpatía por sus captores.

Se supo de un caso en que una mujer se casó con uno de los delincuentes que la habían tomado de rehén en el ataque a un banco.

Celebriphilia:

Es el deseo patológico de tener relaciones sexuales con una celebridad.

Ahora ya sabe un poco más sobre estas enfermedades mentales extrañas. Aún existen muchas más, pues el cerebro y las conductas humanas son muy complejos.

(Con información de varios sitios digitales, entre ellos: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2429773/
http://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/sindrome_de_tourette.htm
http://medicina.ufm.edu/index.php/S%C3%ADndrome_de_Cotard
http://listas.20minutos.es/)


Aleida Cabrera

 
Aleida Cabrera