0
Publicado el 29 Julio, 2016 por Prensa Latina en Salud
 
 

Antibióticos están en las narices

omicrono.com

omicrono.com

Berlín, 28 jul (PL) La nariz humana produce un antibiótico natural capaz de exterminar la bacteria Staphylococcus aureus y las cepas resistentes a la meticilina (MRSA), indica hoy un estudio de la Universidad alemana de Tübingen.

La Staphylococcus aureus se encuentra en las narices de aproximadamente el 30 por ciento de los seres humanos. Es una de las bacterias más peligrosas para las personas y hasta el momento, es resistente a los antibióticos.

El equipo descubrió un nuevo antibiótico natural, denominado lugdunin, que representa el primer ejemplo conocido de una nueva clase de medicamentos peptídicos.

Al decir de los autores, Lugdunin es producido por la bacteria Staphylococcus lugdunensis que habita en las fosas nasales y se puede utilizar para tratar infecciones de la piel en ratones causadas por el Staphylococcus aureus.

Para llevar a cabo la indagación, los autores examinaron muestras nasales de 187 pacientes hospitalizados y comprobaron que la colonización por dicha enfermedad era del 5,9 por ciento en los individuos portadores del Staphylococcus lugdunensis en comparación con el 34,7 por ciento en los individuos sin esta bacteria.

Los datos proporcionan evidencia de que, en la nariz humana, el Staphylococcus lugdunensis parece ayudar a mantener a raya al aureus, dijeron los expertos.

Según los científicos alemanes, algunos de los fármacos del futuro pueden estar en el propio cuerpo humano; pues cada vez son más las evidencias que demuestran la presencia de bacterias en el microbiota de las personas.

Estos componentes formarán parte de un arsenal terapéutico para abordar y tratar múltiples enfermedades, no solo las bacterianas, señalaron los especialistas en un artículo publicado en la revista Nature.

Mediante la combinación de informaciones genómicas y las de la presencia de estas bacterias relacionadas con la resistencia a los patógenos, que producen antibióticos de forma natural, se está ante una nueva vía de diseñar antibióticos, concluyeron los investigadores.


Prensa Latina

 
Prensa Latina