0
Publicado el 14 Julio, 2016 por ACN en Salud
 
 

¿En los brazos de Morfeo con tu mascota?

perros-cama-dueñosMaría Elena Balán Sainz

Algunos entendidos en el tema estiman  que  el cachorro de la casa estará muy bien durmiendo fuera del dormitorio, y que incluso será un ambiente más cómodo para los dueños, pero otros opinan que pueden hacerlo al lado de la cama  en su propio lecho perruno, claro, con el riesgo de que a media noche se introduzca de un salto, buscando el calor del amo.

Estadísticas de la Asociación Americana de Mascotas señalan que el 65 por ciento de los perros pequeños suelen dormir con sus dueños y, dependiendo del tamaño del animal, el porcentaje irá cambiando, porque si es mediano solo llegará a ocupar el mismo lecho en el 41 por ciento y si son grandes en un 32 por ciento.
Desde el punto de vista afectivo resulta beneficioso tener una mascota en el hogar, porque acompaña en momentos de soledad, retribuye los mimos y la atención que se le da y, además,  entretiene.

Pero cada cual en su lugar, si bien se llega a querer mucho a un animalito de compañía, debe tenerse en cuenta que no son seres humanos y eso de dejar dormir, por ejemplo, a los perros en la cama,  puede resultar poco higiénico y sano, con consecuencias no muy buenas a la larga.

Además, para el perro tampoco es conveniente, porque crece el apego, la dependencia y si el amo se ausenta, sufre angustias, se entristece, perdiendo el apetito y la vitalidad habitual y podría asumir hasta actitudes destructivas.

Es un hábito de gatos y perros marcar territorio que estiman propios con la orina que derraman, bien sea en el suelo, en el patio, donde acostumbran a hacer sus necesidades fisiológicas si les hacen ese hábito, como en la sala, baño, cocina y dormitorios si no se les pone freno.

Por eso, quienes dejan a su mascota compartir la cama con ellos, sin darle mucha importancia a ese binomio tan importante llamado higiene-salud, se exponen a que se orinen, rasquen con sus pezuñas la sábana y sientan como propia esa pieza para el sueño y el descanso.

Pero ya eso es una decisión personal, y quien desee exponerse a  alergias o contacto con ácaros presentes en el pelaje, así como garrapatas o pulgas, deberá adaptarse a ese ambiente, y por supuesto tener cuidado, hacer algún tipo de desinfección, vacunarlo, asear al animal convenientemente, porque, además, sus patas están constantemente tocando el suelo y esa constituye otra entrada de microbios y bacterias.

Expertos en el tema aseguran que dormir sin mascotas en la cama mejora la calidad del sueño, una aseveración avalada por estudios acerca de que quienes son propensos a fases de insomnio, no mejoran para nada porque tengan a su animal afectivo a su lado en el lecho.

Igualmente evita ataques de asma o estados alérgicos, otro asunto a considerar cuando llega la hora de decidir si dejas o no pasar al  perro a tu dormitorio.

En este tema tan llevado y tan traído, hay algo también curioso y es  que los dueños de mascotas niegan públicamente dormir con ellos,  aunque así lo hagan.

Resulta conveniente que los cachorros tengan sus propias camitas para descansar, las cuales deberán poseer ciertas condiciones en cuanto a comodidad y cobija, porque a ellos regularmente no les agrada dormir en el suelo frío y liso. (ACN)


ACN

 
ACN