0
Publicado el 30 Agosto, 2016 por ACN en Salud
 
 

Rasgan papel, y emerge vida…

Con el asesoramiento de Ediciones Vigía, institución única de su tipo en Cuba por crear libros artesanales, el rasgado, el dibujo, la creación de collages y alfombras, el Proyecto Vida constituye rutinas del tratamiento rehabilitador de pacientes con afecciones neurológicas y del sistema ostiomioarticular
Ediciones Vigía se distingue por la confección de libros de manera artesanal.

Los especialistas del hospital Doctor Mario Muñoz, de Matanzas, optaron por un asesor ideal para la rehabilitación: Ediciones Vigía, institución única de su tipo en Cuba por crear libros artesanales. (Foto: giron.cu).

Por YENLI LEMUS DOMÍNGUEZ

Le dijeron que la hipotrofia de sus manos provocadas por el síndrome de Guillain-Barré no tenía cura, pero desde el poblado de Limonar llegó sistemáticamente el adolescente de 14 años hasta el hospital Doctor Mario Muñoz, de Matanzas, para rasgar papel o hacer alfombras. Ahora, Yasiel es chofer.

La doctora Marilia Ríos ya no recuerda los apellidos de aquel muchacho que recuperó la capacidad de dominar sus manos, pero no hacen falta para emocionarse con los logros del proyecto Vida, que desde 2012 procura utilizar las actividades artísticas con fines terapéuticos.

Con el asesoramiento de Ediciones Vigía, institución única de su tipo en Cuba por crear libros artesanales, el rasgado, el dibujo, la creación de collages y alfombras, constituyen rutinas del tratamiento rehabilitador de pacientes con afecciones neurológicas y del sistema ostiomioarticular.

Se logran beneficios físicos y psicológicos como incrementar la calidad de vida y la independencia de los pacientes tratados, para que se incorporen mejor a las actividades cotidianas y laborales, afirma Marilia, especialista en Medicina Física y Rehabilitación.

Ella tiene un ojo crítico y una gran sensibilidad artística, empezó pidiéndome algunos ejercicios para sus pacientes, ella reconoce que no es lo mismo rasgar por el mero hecho de hacerlo que tener un motivo creativo, afirma Marialva Ríos, diseñadora de Vigía y hermana de la galena.

Con los ánimos de generar propuestas útiles surgió recientemente Canto a Fidel, plaquette inspirada en el poema escrito por Ernesto Che Guevara a Fidel Castro en 1956; obra donde artes plásticas, literatura e historia se combinan para homenajear al símbolo de persistencia que es el Líder de la Revolución Cubana.

Debía ser un diseño poco complejo para la realización, útil para los fines terapéuticos del proyecto Vida, pero a la vez digno, estéticamente atinado en correspondencia con el texto y las personalidades a las cuales se relaciona, explica Marialva, diseñadora de la plaquette.

Hoy, Beatriz Pedroso, Olga Licea, Santa Morejón, René Mendoza, José A. Montenegro, Luisa A. Romero y los técnicos Jorge Lavín y Ariel Oviedo divisan sus nombres en 200 ejemplares únicos, donde siempre un machón refrenda la lista de quienes participaron en la confección de los volúmenes.

Agustina Ponce, directora de Vigía, reconoce la entrega de esas personas que encuentran en la esencia artesanal de Vigía un motivo y un método para la recuperación, para sobreponerse a padecimientos físicos mientras sienten que hacen algo útil.

Montarse en la guagua que maneja Yasiel, ver como Noel Ponce casi logra los 180 grados normales de movilidad del hombro u hojear las páginas de Canto a Fidel, es constatar el fruto de la perseverancia, apreciar la obra de quienes en el yumurino hospital Doctor Mario Muñoz,  mientras rasgan papel, permiten que emerja vida.


ACN

 
ACN