0
Publicado el 15 Febrero, 2017 por ACN en Salud
 
 

Disminuye Cuba mortalidad infantil por cardiopatías congénitas

Las criminales restricciones impuestas por el bloqueo son un grave obstáculo para la salud, pero Cuba mantiene una atención médica socializada y de alta calidad. Así en el Cardiocentro Pedriático William Soler, al que corresponde la foto.

Cardiocentro Pedriático William Soler. (Foto: Autor no identificado)

Iris Armas Padrino

El cardiocentro pediátrico William Soler, en la capital, redujo la mortalidad infantil por cardiopatías congénitas de 3,5 por mil nacidos vivos en 1980, a menos de 0,5 a partir de 2015, según estadísticas de la institución, de referencia nacional en esa rama médica.

Ello ha sido posible por la dedicación y entrega del colectivo de ese cardiocentro, fundado por el Comandante en Jefe Fidel Castro el 25 de agosto de 1986, y que desde entonces garantiza a los pacientes una mejor calidad de vida, manifestó a la ACN el doctor Carlos García Guevara, coordinador nacional del diagnóstico prenatal de cardiopatías congénitas.

Precisó el joven especialista que Cuba muestra notables logros en este indicador con más del 70 por ciento de efectividad en las prescripciones, lo cual ha permitido una disminución importante de la mortalidad infantil.

García Guevara explicó que  mediante cuatro vistas fundamentales  se pueden detectar todas las malformaciones complejas.

A cada embarazada cubana entre las 18 y 26 semanas se le realiza un ultrasonido de pesquisa para buscar malformaciones y entre estas se precisan las cardiacas, manifestó el galeno.

Más de 150 ultrasonografistas cubanos y también extranjeros se han entrenado en el cardiocentro William Soler mediante cursos impartidos por expertos de esa institución, la cual posee personal altamente calificado y equipamiento de alta tecnología, refirió.

En opinión de García Guevara la fortaleza del programa está en el trabajo mancomunado de la Red Cardiopediátrica, la Red Nacional de Genética Médica y la Dirección Materno Infantil del Ministerio de Salud Pública, lo cual garantiza una mejor calidad de vida a esos pacientes.

Desde su fundación ese centro se dedica al diagnóstico y tratamiento médico especializado, quirúrgico o intervencionista de las cardiopatías congénitas, arritmias complejas y otras enfermedades cardiovasculares pediátricas en Cuba, así como también al diagnóstico y tratamiento de las cardiopatías pediátricas adquiridas de la región occidental.

Expertos de la institución subrayan que además incluye el tratamiento intervencionista de las embarazadas con cardiopatías, y la atención a más de 200 mujeres con este tipo de dolencia, quienes en su mayoría han podido llevar a feliz término la etapa gestacional.

Con mucho amor en favor de la salud de los niños, Cuba celebró este 14 de febrero el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas.  (ACN)


ACN

 
ACN