0
Publicado el 18 Marzo, 2017 por ACN en Salud
 
 

Interesa a la FAO asistencia técnica cubana

Interesada la FAO en la colaboración de especialistas cubanos.

El Código Alimentario fue establecido por la FAO y la Organización Mundial de la Salud en 1963, para elaborar normas alimentarias internacionales armonizadas, que protegen la salud de los consumidores. (Foto: image.slidesharecdn.com).

Por LINO LUBEN PÉREZ
La Organización de ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) confirmó en La Habana su interés por extender la asistencia técnica cubana hacia otros países.
Es de suma importancia la colaboración Sur-Sur y por esa razón contamos con los conocimientos de los  cubanos para ampliar su contribución técnica, declaró en exclusiva a la ACN Theodor Friedrich, representante de la FAO en la nación.
Aseguró que  Cuba siempre ha sido muy a activa en los trabajos sobre inocuidad de los alimentos, con una  infraestructura institucional considerable y expertos de alto nivel que trabajan con mucha dedicación.

Incluso, data de hace años su cooperación con el Codex Alimentarius y la Organización Mundial de la Salud en 1963, que elabora un proyecto regional sobre la resistencia antimicrobiana, con el apoyo de los profesionales de la Isla, por el hecho de que cada vez es más preocupante sus efectos para la salud humana.

Theodor Friedrich fue uno de los asistentes al VII Taller Nacional del Codex Alimentarius, caracterizado por su vigilancia integrada, efectuado en el Parque Histórico Militar Morro Cabaña y con la presencia de más de 100 especialistas en la materia.

Una de ellas, la Doctora en ciencias Dianelys Quiñonez Pérez, del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), en conversación con la ACN  alertó que la resistencia antimicrobiana es una amenaza para la salud pública a nivel mundial.

Especificó que es algo de suma importancia que la población cubana debe conocer, porque lamentablemente quedan muy pocos medicamentos efectivos para tratar sus padecimientos, no solo las bacterianas, sino que también dañan los virus, los hongos y los parásitos.

Anunció que un grupo de experimentados cubanos de varios sectores elaboró el Programa nacional de resistencia antimicrobiana del país, dirigido por el Ministerio de Salud Pública como organismo coordinador nacional para la contención de este grave fenómeno.

Por tanto, subrayó, el objetivo del plan de acción mundial de la FAO y nacional es el enfrentamiento multisectorial y lo aplicamos de manera integrada para que las acciones estén encaminadas a prevenir las causas.

Relacionó en ese sentido la existencia de cinco objetivos estratégicos, uno de los cuales es la concientización del asunto, que tiene que llegar a todos los niveles, a la base, a la sociedad civil, a toda la población.

Debe tenerse en cuenta que la resistencia a los antibióticos es un problema, por lo que recomendó que es inadmisible auto medicamentarnos y todos los antibióticos deben ser por prescripción médica, porque su uso inadecuado ha llevado a los riesgos que corremos hoy en día, alertó.

El enfrentamiento tiene que ser nacional, integral, y el programa nacional incluye acciones como fortalecimiento de la vigilancia y de las investigaciones en el laboratorio, y el incentivo al establecimiento de nuevos métodos de diagnósticos.

Pero también la vacunación para la prevención de infecciones y el fortalecimiento de su control, y extremar las medidas de esterilización para prevenir y controlarlas.

El Codex Alimentarius o Código alimentario fue establecido por la FAO y la Organización Mundial de la Salud en 1963, para elaborar normas alimentarias internacionales armonizadas, que protegen la salud de los consumidores y fomenten prácticas leales en el comercio de los alimentos.

El británico Alexander Fleming (1881-1955) obtuvo en 1928 el Premio Noel en Fisiología por el descubrimiento de la penicilina G o bencipenicilina que llegó a ser el primer antibiótico empleado con amplitud en medicina.


ACN

 
ACN