0
Publicado el 4 Mayo, 2017 por Notimex en Salud
 
 

Estudian enzima para diagnóstico temprano del cáncer en el hígado

Con más de 500 funciones vitales, el hígado es el órgano más grande del cuerpo humano que ayuda a la producción de proteínas, fabrica glucosa o glucógeno, según el cuerpo lo necesite, entre otras

México, 4 May (Notimex).- Ante un panorama de diagnóstico tardío y la poca efectividad de los tratamientos en etapas avanzadas de las enfermedades que afectan el hígado, un grupo de científicos del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) buscan indicadores para desarrollar un método de diagnóstico temprano.

Con más de 500 funciones vitales, el hígado es el órgano más grande del cuerpo humano que ayuda a la producción de proteínas, fabrica glucosa o glucógeno, según el cuerpo lo necesite.

Además, transforma las sustancias nocivas para reducir su toxicidad y para facilitar su desecho, regula la coagulación de la sangre, e incluso elabora factores de inmunidad y elimina bacterias del torrente sanguíneo.

Aunque es capaz de regenerarse cuando sufre lesiones menores, si el daño es masivo, constante o prolongado comienzan a acumularse cicatrices, que impiden su funcionamiento de desintoxicar el organismo, fabricar proteínas, procesar los nutrientes y almacenar energía.

Entre las causas que afectan a este órgano destacan las infecciones por el virus de la hepatitis tipo B y C, el hígado graso, las enfermedades hereditarias, la exposición a algunos tóxicos o medicamentos y el cáncer.

En el caso del cáncer, la mortalidad de los pacientes casi llega al ciento por ciento, debido a que el hígado cuenta con mecanismos bioquímicos para eliminar cualquier sustancia nociva en el organismo, mecanismos que el tumor aplica para deshacerse de los fármacos que podrían dañarlo.

Pérez Carreón señaló que en la actualidad no hay una estrategia para curar a un paciente que llega en etapas más avanzadas, por lo que será más eficiente trabajar para desarrollar la detección oportuna.

En el Laboratorio Bioquímica de Enfermedades Crónicas, los investigadores encontraron una enzima, denominada prostaglandina reductasa 1, que se encuentra elevada en las etapas iniciales de ciertos tumores de hígado.

Ese descubrimiento se pretende utilizar para generar una técnica que permita medir la enzima directa o indirectamente en la sangre y detectar de forma temprana la presencia de cáncer en un paciente.

El científico del Inmegen, Julio Pérez Carreón, explicó que como estrategia complementaria, se intenta utilizar esa enzima para desarrollar un nuevo medicamento antitumoral que mate selectivamente las células cancerosas.

Señaló que la prostaglandina reductasa 1 ayuda a la célula cancerosa a sobrevivir a ambientes en los que escasea el oxígeno y aumenta la presencia de radicales libres.

Pero lo que se quiere es aprovechar la actividad de la enzima para transformar el medicamento en un tóxico que mate las células que tengan altos niveles de la sustancia, es decir, las células cancerígenas.

La estrategia de investigación será encontrar una sustancia que posea en su estructura química un grupo aldehído o cetona, pues la enzima prostaglandina reductasa 1 actúa sobre los dobles enlaces de estos grupos rompiendo la molécula y formando sitios muy reactivos que inmediatamente se unen a las proteínas de la célula o a su ADN, ocasionándoles la muerte.

Y aunque aún falta trabajo para que estas dos estrategias para combatir el cáncer de hígado sean una realidad, ya son motivo de una solicitud de patente por parte del Inmegen, y el equipo de investigación espera obtener financiamiento del Consejo Nacional de y Tecnología (Conacyt) para continuar con su desarrollo.

Guardar


Notimex

 
Notimex