0
Publicado el 27 Diciembre, 2017 por Redacción Digital en Salud
 
 

El cáncer no es una enfermedad actual

Un grupo de científicos encontró en dos momias los casos más antiguos de cáncer de mama y mieloma múltiple, que se conocen hasta el momento
Dificulta la obesidad detección de los síntomas en cáncer de mama

Cáncer de mama

En Egipto un grupo de científicos encontró en dos momias los casos más antiguos de cáncer de mama y mieloma múltiple, que se conocen hasta el momento. El hallazgo se produjo en la ciudad egipcia de Asuán, y los cuerpos han sido analizados con la técnica de Tomografía Axial Computarizada (TAC).

Las dos momias que fueron analizadas estaban en una etapa muy avanzada del cáncer. Uno de los restos pertenecía a una mujer con cáncer de mama, que habría fallecido cercano al 2.000 a.C. El otro provenía de un hombre con mieloma múltiple, un cáncer de la sangre, de aproximadamente el 1.800 a.C. En los dos casos los sujetos formaban parte de las familias egipcias que gobernaban Elefantina, lo que hoy se conoce como Asuán.

El equipo que llevó adelante este trabajo procede de un proyecto de la Universidad de Jaén de España, que desde hace 10 años está excavando en esta necrópolis de época faraónica. En el grupo participan arqueólogos, antropólogos, egiptólogos, químicos y arquitectos.

Entre estos, hay un equipo de antropólogos físicos y forenses de la Universidad de Granada, dirigidos por el catedrático Miguel Cecilio Botella López, del departamento de Medicina Legal, Toxicología y Antropología Física.

“Sobrevivieron mucho tiempo porque la sociedad supo cuidarlos, pudo gastar parte de sus excedentes en ellos, y desde luego muestran unos cuidados que en otros grupos humanos no hubieran tenido”, explicó el investigador.

Según el catedrático, lo más interesante del hallazgo es que si bien se sabía que era una enfermedad de años, no se tenía una prueba que lo comprobara de forma fehaciente. “Son los casos más antiguos descritos hasta ahora en la humanidad. (…) Podemos comprobar que el cáncer no es una enfermedad actual, ni mucho menos. El cáncer es una enfermedad consustancial al (ser) humano”.

Las técnicas de momificación son las que han permitido que estos restos puedan ser estudiados al encontrarse perfectamente preservados. Para la detección de las patologías los científicos utilizaron la Tomografía Axial Computarizada (TAC). Una técnica muy extendida a nivel de la salud, pero poco habitual en el campo de los estudios antropológicos.

Este fue el primer equipo extranjero que lo realizó en Egipto, antes lo había utilizado uno local con Tutankamon y en el caso de otras momias. Esta técnica permite conocer de manera más precisa tanto el interior como los más pequeños detalles de los vendajes y de los métodos de embalsamamiento.

“Permite un estudio completo de la momia, incluso por dentro sin tener que abrirla, y sin tener que destruir ningún tejido. (…) Estoy seguro que es la técnica a emplear de aquí en adelante”, concluyó el catedrático Miguel Cecilio Botella López.

(Mundo Sputnik)

 

Dos momias comprueban que el cáncer ya era un flagelo social hace 4.000 años

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital