0
Publicado el 8 Diciembre, 2017 por ACN en Salud
 
 

Mejoran su eficacia los servicios cardiológicos de Cienfuegos

Los DAI son dispositivos que regulan la estimulación del corazón mediante señales eléctricas y mantienen la frecuencia cardíaca adecuada a las necesidades, con un nivel resolutivo estimable, por tanto los afectados, luego de la recuperación, pueden continuar la rutina de sus vidas
Mejoran su eficacia los servicios cardiológicos de Cienfuegos.

El pronóstico de los especialistas cienfuegueros apunta a que en 2017 completen la cifra estimada para beneficiar a mayor cantidad de pacientes, en aras de incrementar su calidad de vida. (Foto: siacardio.com).

Por XIOMARA RODRÍGUEZ PÉREZ

Más de mil implantes de marcapasos realizaron en los últimos 30 años en la especialidad de cardiología del hospital provincial Gustavo Aldereguía Lima, con lo cual mejoró la calidad de vida de la población de Cienfuegos.

Magdiel Echazabal Leal, cardiólogo del centro asistencial, declaró en exclusiva a la ACN que el desarrollo de la asistencia a pacientes con estos requerimientos tiene su origen en 1979, cuando el doctor Francisco Riverón, pionero en el implante de marcapasos en Cienfuegos colocó el primer dispositivo.

Otros grupos de profesionales continuaron este legado, entre ellos Claudio González, Francisco Valladares, Brandi Viera, cuya labor redundó en la calidad de vida para estos pacientes, agregó.

Echazabal Leal hizo referencia a los estudios sobre la población cienfueguera que arrojaron la necesidad de realizar entre 100 y 120 implantes en el año.

A partir del 2016 aumentó el número de implantes, introdujeron la modalidad de estimulación bicameral y lograron colocar el primer Desfibrilador Automático Implantable (DAI), explicó.

Expresó que estos dispositivos regulan la estimulación del corazón mediante señales eléctricas y mantienen la frecuencia cardíaca adecuada a las necesidades, con un nivel resolutivo estimable, por tanto los afectados, luego de la recuperación, pueden continuar la rutina de sus vidas.

El DAI es un implemento que genera descargas eléctricas para revertir arritmia de paciente con muerte súbita o paro cardíaco.

Este desfibrilador externo constituye una alternativa de emergencia, pero si el paciente ya posee dentro de su organismo un dispositivo programado aumenta las probabilidades de sobrevivir ante un episodio cardíaco.

Aseguró el galeno que el pronóstico de los especialistas apunta a que en el 2017 completen la cifra estimada para beneficiar a mayor cantidad de pacientes en aras de incrementar su calidad de vida.

La edad promedio de vida de la población cienfueguera, una de las más envejecidas del país, está estimada entre 71 y 81 años de vida, agregó Echazabal Leal.

Por ello el incremento de los enfermos geriátricos es la razón de prever estos implantes, aseguró el especialista.

El desarrollo de estos servicios en Cienfuegos es significativo al aumentar el número de beneficiados que ya no necesitan trasladarse a otras provincias a realizarse estos implantes.

Hace dos años la sala de cardiología fue rehabilitada con mejoras en equipamiento y confort para aquejados, familiares y personal médico.

En breve una decena de residentes en formación se sumarán a los intensivistas, clínicos y cardiólogos del hospital provincial de Cienfuegos, a favor de mejor calidad de vida a cienfuegueros. (ACN).


ACN

 
ACN