2
Publicado el 16 Abril, 2018 por ACN en Salud
 
 

El 20,1 por ciento de la población cubana tiene 60 años o más

Para el 2020 los adultos mayores serán el 21,5 % y en 2030 el 30,3, por lo cual se adoptan medidas para enfrentar el acelerado envejecimiento, debido a la baja tasa global de fecundidad y al incremento de la esperanza de vida
Comienza hoy en Cuba foro sobre derechos del adulto mayor.

(Foto: granma.cu).

Iris de Armas Padrino

El cuidado de los adultos mayores constituye uno de los principales retos del Ministerio de Salud Pública (Minsap), si se tiene en cuenta que el 20,1 % de la población cubana tiene 60 años o más, según estadísticas del cierre de 2017, aseveró hoy un experto en esta capital.

En la inauguración del XV Seminario Internacional de Longevidad, que sesiona en el Palacio de Convenciones de La Habana hasta el viernes, el doctor Alberto Fernández Seco, jefe del departamento de Atención al Adulto Mayor, Asistencia Social y Salud Mental del Minsap, explicó que esa cifra representa a dos millones 246 mil 799 habitantes en ese grupo etario.

Auguró que para 2020 serán el 21,5 % y en 2030 el 30,3, por lo cual se adoptan medidas para enfrentar el acelerado envejecimiento, debido a la baja tasa global de fecundidad y al incremento de la esperanza de vida.

Ante los más de 250 delegados de República Dominicana, Chile, Colombia, Panamá, Perú, Austria, Haití y Cuba, Fernández Seco también dio a conocer que en la nación antillana suman dos mil 526 centenarios, a la par que se trabaja por procurar una longevidad activa y satisfactoria.

Recordó que uno de los lineamientos aprobados en el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, el 116, se refiere a garantizar la implementación gradual de la política en aras de atender los elevados niveles de envejecimiento de la población.

Teresa Orosa, presidenta de la Cátedra del Adulto Mayor, trasmitió un saludo a los participantes en el evento, en el cual se presentan variados trabajos, resultado de investigaciones y de diversos programas de atención que tributan al cuidado, bienestar y desarrollo de las personas mayores.

Abogamos por programas que también garanticen el pleno desarrollo y continuidad social de este grupo etario, y en ese empeño también debemos contribuir al fomento de una nueva cultura del envejecimiento, libre de paternalismo, gerofobia y discriminación, sentenció.

Todo ello en el entendimiento, además, de que los mayores no constituimos una población homogénea y sólo requerida de cuidados.

Formamos la memoria histórica viva de nuestros pueblos y, por tanto, la misión es continuar participando de forma activa en la sociedad, en aras de un mundo mejor, no sólo para los que hoy ya somos mayores, sino también para nuestros hijos, nietos y bisnietos, significó.

En Cuba somos, además, la generación que tuvo la oportunidad de nacer, crecer y envejecer junto al adulto mayor más grande que ha tenido este pueblo: el Comandante en Jefe Fidel Castro, remarcó Orosa.

El programa de educación dirigido a los mayores hace 18 años es llevado a cabo por educadores también adultos mayores, de forma voluntaria, bajo el concepto de que la educación en Cuba sea para todos y para toda la vida.

Ejemplificó a la profesora y fundadora de la Asociación de Pedagogos de Cuba, Antonia Díaz Núñez, quien con sus casi 96 años ha dedicado 75 años a esa noble profesión y manifestó a la ACN: “Fidel nos enseñó a enseñar”. (ACN)

 


ACN

 
ACN