0
Publicado el 23 Julio, 2018 por Xinhua en Salud
 
 

Crean parche capaz de medir el nivel de estrés

La hormona cortisol sube y baja de manera natural durante el día y puede llegar a niveles muy altos en respuesta al estrés
Estrés-eustrés/Imagen: infoidea.in

(onfoidea.in)

WASHINGTON,  jul (Xinhua) — Científicos de Stanford crearon un parche elástico que puede recoger el sudor de la piel y evaluar la cantidad de cortisol que una persona está produciendo, se indicó en un estudio publicado  en la revista Science Advances.

Las pruebas clínicas que miden el cortisol pueden constituir un indicador del estrés emocional o físico de los sujetos estudiados y ayudar a los médicos a determinar si las glándulas suprarrenales o la pituitaria de un paciente están funcionando de manera apropiada.

La hormona cortisol sube y baja de manera natural durante el día y puede llegar a niveles muy altos en respuesta al estrés.

Los métodos actuales para medir los niveles de cortisol requieren una espera de varios días para obtener los resultados del laboratorio. Si la versión prototipo de este dispositivo se convierte en realidad, podría permitir a las personas con desequilibrios vigilar sus niveles en casa y obtener resultados en segundos.

Esta prueba rápida podría revelar el estado emocional de un niño pequeño que de otro modo no podría comunicar que siente estrés, señaló el estudio.

“Esto ofrece un enfoque innovador para la detección temprana de diferentes enfermedades y para evaluar el desempeño deportivo”, dijo Onur Parlak, estudiante de postdoctorado del laboratorio Alberto Salleo de la Universidad de Stanford y principal autor del estudio.

El equipo construyó un sensor rectangular y elástico alrededor de una membrana que se liga únicamente al cortisol.

El parche puede absorber sudor pasivamente a través de los agujeros de la parte inferior y el sudor se acumula en un reservorio, señala el estudio.

Iones cargados como el sodio y el potasio del sudor pueden pasar a través de la membrana a menos que sean bloqueados por el cortisol.

El sensor detecta los iones cargados en lugar del cortisol en sí y además de esto hay una capa a prueba de agua que protege el parche de la contaminación.

En el futuro, los investigadores podrían probar el sensor en saliva, lo cual evitaría que los pacientes tuvieran que sudar.

 


Xinhua

 
Xinhua