0
Publicado el 25 Julio, 2018 por ACN en Salud
 
 

Mailén Díaz Almaguer, su estado es crítico y con pronóstico reservado

La estrategia de tratamiento diseñada acorde con su estado ha surtido efecto, lo que ha permitido resolver los problemas surgidos y sobre los que han podido intervenir con acciones intensivas de forma oportuna
Mailén Díaz Almaguer, su estado es crítico y con pronóstico reservado.

Foto: prensa-latina.cu

Por FIDEL RENDÓN MATIENZO

Luego de 67 días de tratamiento intensivo la evolución clínica de Mailén Díaz Almaguer, única sobreviviente del accidente aéreo ocurrido el 18 de mayo en esta capital, continúa siendo crítica y con pronóstico reservado.

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias, el Doctor Edilberto González Ortíz, director del Hospital Universitario “General Calixto García”, precisó que la joven paciente se mantiene estable, con respuesta favorable a las acciones terapéuticas que se realizan.

Hemos estado enfrentando las situaciones complejas presentadas en su evolución como consecuencia de las lesiones traumáticas sufridas y su repercusión en el funcionamiento del organismo, donde la infección ha jugado un papel fundamental en tales complicaciones, señaló.

La estrategia de tratamiento diseñada acorde con su estado ha surtido efecto, lo que ha permitido resolver los problemas surgidos y sobre los que hemos podido intervenir con acciones intensivas de forma oportuna, manifestó el galeno.

Según el director del “Calixto García” la complejidad de los mecanismos de producción del trauma hacen que su comportamiento evolutivo ofrezca a su vez complejidades a la actuación médica, las que deben ser evaluadas continuamente para la adopción de las medidas necesarias en cada momento.

Díaz Almaguer se mantiene consciente, activa, en interacción con el medio y con el equipo médico a cargo de su atención, así como con sus familiares, continúa mejorando la integración de la esfera cognitiva y afectiva, así como los procesos de síntesis y se mantiene la intervención psicológica, declaró el Doctor  González Ortíz.

Sus sistemas orgánicos funcionan establemente; se mantiene respirando a través del ventilador mecánico con parámetros ventilatorios aceptables, lo que ha permitido su disminución, y se trabaja sobre la ventilación para lograr que pueda respirar nuevamente por esfuerzo propio.

Respecto a su sistema cardiovascular, el facultativo señaló que se ha logrado estabilizar, lo que ha permitido retirar los medicamentos que apoyaban dicha función.

Continuamos trabajando en la conservación del control metabólico, del equilibrio hídrico y de los electrolitos, apuntó, así como del medio interno en el que se realizan todos los procesos bioquímicos  que garantizan el funcionamiento adecuado del organismo, expresó.

Por otra parte, se mantiene la alimentación de Mailén a través del tubo digestivo y el apoyo con elementos nutricionales por vía endovenosa.

El director del hospital aclaró que no se debe olvidar que existe riesgo potencial para la aparición en Mailén de nuevas complicaciones, lo que dependerá de su capacidad de adaptación a su estado clínico, en el que confluyen factores de riesgo de diversa naturaleza y que se mantienen bajo vigilancia continua debido a las características que la hacen una paciente particular.

Por ello se dificulta establecer un pronóstico objetivo, y su estado en las circunstancias actuales es crítico, con pronóstico reservado, subrayó.

Se mantiene una evaluación estricta por el equipo multidisciplinario a cargo de su atención, compuesto por expertos de prestigiosas instituciones de la capital, destacó el Doctor González Ortíz, para concluir:

“Un elemento de gran valor ha sido la interdisciplinariedad e intersectorial dad en el manejo integral de la paciente. Contamos con todos los recursos necesarios para actuar oportunamente”.

El accidente aéreo ocurrió el viernes 18 de mayo, cuando el Boeing 737-200 de la compañía mexicana Damojh, rentado por Cubana de Aviación, se precipitó a tierra instantes después de su despegue del aeropuerto internacional José Martí, de La Habana, lo cual dejó un saldo de 112 personas fallecidas, incluida la tripulación. (ACN).


ACN

 
ACN