0
Publicado el 22 Octubre, 2018 por Notimex en Salud
 
 

Experimentan primer transplante de esófago cultivado en laboratorio

Experimentan primer transplante de esófago cultivado en laboratorio.

Foto: amqueretaro.com

Por primera vez en el ámbito internacional, un grupo de científicos desarrollaron secciones funcionales de esófago utilizando células madre, secciones que fueron trasplantadas con éxito a ratones.

Este desarrollo científico que se encuentra en una primera fase, fue publicado en la revista Nature Communications y lo dio a conocer en un comunicado el Instituto Francis Crick, un centro de investigación biomédica en Londres en el que participan diversas instituciones.

Con este avance, los científicos “ofrecen un camino potencial hacia el desarrollo de tratamientos para niños con defectos esofágicos en el futuro”.

La investigación, dirigida por investigadores del Instituto Francis Crick, el Instituto de Infantil Great Ormond Street y el Hospital Great Ormond Street, es el primero en su tipo para un órgano complejo como es el esófago.

Esta parte del organismo es de múltiples capas, y las diferentes células en etapa temprana necesitan diferentes condiciones para convertirse en el tipo de célula correcta.

“El tejido de ingeniería que obtuvimos tenía tanto la estructura como la función de un esófago sano; es un avance prometedor en nuestra búsqueda para crear mejores tratamientos para pacientes con defectos esofágicos”, explicó Paola Bonfanti, líder de grupo de investigación.

En la información, los científicos destacan que alrededor de uno de cada 3 mil recién nacidos nace con anomalías en el esófago, incluidas las condiciones en las que la parte superior de este órgano no se conecta con la parte inferior o el estómago.

Además de estos casos congénitos, el esófago puede sufrir daños por la ingestión accidental de líquidos u objetos corrosivos.

Los investigadores se interesaron por diseñar una pieza de esófago para trasplante, como una alternativa a los tratamientos existentes.

Además, debido a que cada órgano podría fabricarse utilizando un esófago de cerdo sin células, inyectado con las propias células madre del paciente, el riesgo de rechazo sería relativamente bajo.

En el estudio de prueba de concepto, el equipo diseñó piezas de esófago, de aproximadamente dos centímetros de longitud, mediante la inyección de diferentes células madre en andamios de tejido de rata, en condiciones óptimas para cada tipo de célula. (Notimex).

 


Notimex

 
Notimex