0
Publicado el 2 Noviembre, 2018 por Marieta Cabrera en Salud
 
 

EDITORIAL CIENCIAS MÉDICAS

Colecciones en red

En sus 30 años, el centro ha garantizado la literatura para los programas de estudio y superación de la salud pública cubana. Hoy, sus libros llegan hasta los móviles
Colecciones en red.

Los integrantes del grupo de publicaciones electrónicas procesan los libros para que puedan ser visualizados en la biblioteca virtual (Foto: ARCHIVO de Ecimed).

Por MARIETA CABRERA

En el actual curso escolar toda la literatura básica y complementaria para la formación en las carreras de ciencias de la salud, tanto de pregrado como posgrado, está disponible para estudiantes y profesionales no solo en formato PDF, sino también en ePUB (para dispositivos móviles), lo cual brinda otras facilidades, gracias al empeño del equipo de trabajo de la Editorial Ciencias Médicas (Ecimed).

Así lo confirmó a BOHEMIA el doctor Roberto Zayas Mujica, jefe del centro editorial, y agregó que los libros pueden ser visualizados en la Biblioteca Virtual en Salud de Cuba (www.bvscuba.sld.cu). Están solo a disposición del personal del sector sanitario, el cual puede acceder a esos textos desde cualquier institución del sistema a través del portal Infomed.

Más de dos décadas han transcurrido desde que vieron la luz los primeros libros en soporte electrónico con el sello Ecimed. Los más veteranos recuerdan que fue la obra Bioquímica, en cuatro tomos –confeccionada por un colectivo de autores liderado por la doctora Lidia Cardellá Rosales–, la que inició ese camino a finales de los años 90.

El centro cuenta con unos 500 títulos desde que fuera creado el 6 de septiembre de 1988 –un promedio de 30 nuevos cada año–, la mayoría por demanda del sistema de salud. Es, al decir del doctor Zayas, “una modesta editorial universitaria que tributa básicamente a la academia. Su prioridad es responder a los programas de estudio y superación de los estudiantes y profesionales del sector.

Colecciones en red.

La impresión de libros se hace teniendo en cuenta la demanda de las universidades médicas (Foto: MARTHA VECINO ULLOA).

“Publica sobre todo libros de autores cubanos para la enseñanza, aunque también incluye en sus planes textos de consulta y resultados de investigaciones, a fin de brindar contenidos científicos de calidad”.

Desde el año pasado es el órgano de control para la producción científica seriada del país en ciencias médicas. “En este momento – puntualiza Zayas Mujica-, contamos con 90 revistas biomédicas en la Isla, todas digitales, y sus contenidos están disponibles sin restricciones para el mundo, en correspondencia con los principios de acceso abierto a nivel internacional.

“Hacemos el proceso editorial a las patrocinadas por las sociedades científicas y los centros de subordinación nacional; el resto es asumido por las áreas editoriales existentes en los centros provinciales de información, subordinados a las universidades médicas.

“Los libros sí corren a cargo de Ecimed en su totalidad. Ahora laboramos, entre otros proyectos, en la cuarta edición del titulado Terapia Intensiva, y actualizamos el de psiquiatría que utilizarán los estudiantes de pregrado. En fecha reciente, publicamos las obras Cirugía, en 6 tomos, Biología molecular –que se estudiaba en bioquímica y hoy es una asignatura– e Inmunología en el humano sano”.

El espacio principal para acceder a todas las publicaciones de la editorial es la mencionada biblioteca virtual. El plan de impresión de textos es elaborado por la dirección de docencia del Ministerio de Salud Pública (Minsap) –a partir de la demanda de las universidades médicas–, el cual es contratado a la poligrafía nacional. Las revistas se imprimen de forma muy esporádica, por decisión de sus patrocinadores.

“El universo de la publicación científica es digital y se evalúa mucho su posicionamiento y visibilidad. No obstante, la tendencia mundial es potenciar a los autores, la institución que hace la investigación y, por supuesto, el contenido de esta”.

¿Impreso o digital?

Colecciones en red.

El espacio principal para acceder a las publicaciones de la editorial es la Biblioteca Virtual en Salud (Foto: MARTHA VECINO ULLOA).

Tempranamente, en 1965, nació el Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas (Cnicm) que contó desde entonces con un área editorial para dar sostenibilidad a las revistas históricas –algunas están cumpliendo 60 años y más– y a las que iban apareciendo. “Ese fue también el propósito inicial de Ecimed, la cual surgió por la necesidad de tener un sello editorial para la producción de libros destinados al sistema de enseñanza de las ciencias médicas”, rememora Zayas Mujica.

“En esto –continúa– el pensamiento de Fidel fue como siempre muy lúcido porque él se dio cuenta de que la acelerada formación del capital humano que estaba ocurriendo en el sistema de salud demandaría un incremento de dicha literatura”.

Tras este despegue –y el impulso que significó en 1992 la creación de la red Infomed– se desarrolló una estrategia para que los profesionales cubanos publicaran textos en función curricular. La ingeniera Damiana Martín Laurencio, especialista principal de Ecimed, recuerda entre ellos al doctor Raimundo Llanio Navarro, reconocido gastroenterólogo, ya fallecido, con quien compartió varias jornadas de trabajo entre 2003 y 2004.

“Era un hombre afable y muy culto. Cuando llegaba a mi oficina para revisar su libro, en proceso de edición, se convertía para nosotros también en un profesor. Nos explicaba qué era lo principal en el texto, cuál debía ser el lenguaje o la ilustración más apropiada, entre otros aspectos, pues era extremadamente exigente y cuidadoso con su obra”.

Para Damiana, coordinadora del grupo de publicaciones electrónicas y quien dirigió la editorial durante varios años, “el editor tiene que hacer una lectura crítica de la obra, con mucho respeto hacia el autor, y eso entraña gran responsabilidad”.

Una de las profesoras e investigadoras cubanas que ha publicado textos para la formación bajo el sello Ecimed es la doctora en Ciencias Médicas Rosaralis Santiesteban Freixas, especialista en Neuroftalmología. En su opinión, el personal de la editorial ha contribuido con sus revisiones, críticas y sugerencias, a que los profesionales de la salud que escriben este tipo de literatura científica ganen mayores habilidades en ese ejercicio.

Colecciones en red.

Aunque los lectores aceptan cada vez más el libro digital, hay que seguir creando cultura al respecto porque la impresión de textos es muy costosa, afirma el doctor Roberto Zayas. (Foto: MARTHA VECINO ULLOA).

A la par, el centro “da a conocer al mundo la obra de la medicina cubana y de sus científicos, lo que permite el intercambio de conocimientos y la cooperación con expertos de otras naciones. Es una forma de transmisión de las ciencias sin fines lucrativos (poco vista en la actualidad), acorde con la política de nuestro país de formar profesionales para Cuba y también para otros países”, declara la doctora a BOHEMIA.

Una oportunidad esperada por la editorial para mostrar las obras de estos autores es la Feria Internacional del Libro de La Habana. En los últimos tres años ha presentado la colección de textos digitales (desde 2017 todos los títulos, incluyendo los que no son de formación, están en formato ePUB, y en el futuro lo tendrá toda la producción) para que los interesados puedan llevarse el volumen que deseen en sus dispositivos electrónicos.

“Algunos optan por la colección completa –afirma Zayas–, pues los títulos de la editorial tienen gran demanda en Cuba, y a nivel internacional debido al prestigio de la medicina cubana”.

En recientes ediciones de la Feria, el diálogo del personal de la casa editora con un público más amplio originó un proyecto de libros como el titulado Consejos médicos a mamá y papá. Escrito por especialistas de Pediatría con un lenguaje asequible, el volumen –en formato impreso y digital– tuvo mucha aceptación entre los lectores. La idea es que sean obras enfocadas hacia las edades extremas de la vida, niños y adultos mayores, así como a las enfermedades crónicas no transmisibles, por ejemplo, diabetes, hipertensión y asma.

Si bien los lectores aceptan cada vez más el libro digital, hay que seguir creando cultura al respecto porque aún es muy demandado el de formato impreso, considera el doctor Roberto. “La impresión de textos es muy costosa en cualquier parte, por lo que es preciso fomentar también una cultura económica en los trabajadores del centro, a fin de abaratar los procesos”.

Aprendizaje permanente

El interés por conocer y aplicar las nuevas tecnologías relacionadas con el trabajo editorial distingue al colectivo de Ecimed, afirma el jefe del centro. Agrega que esa voluntad y capacidad de los trabajadores de prepararse para el cambio tecnológico que pueda ocurrir mañana es esencial para facilitar los procesos, diversificar y aumentar la calidad de los productos, y formar profesionales más competentes.

“Por ejemplo, de las 90 revistas existentes, más del 95 por ciento están en Open Journal Systems, plataforma de gestión de contenido que permite y facilita el trabajo del autor del artículo, del editor y del equipo editorial de la publicación para favorecer el acceso abierto de estos documentos”, ilustra.

La implementación de ese sistema, el cual usan hace más de cuatro años, ha sido gradual. “Lo tenemos asimilado y funciona. Las revistas más ordenadas tienen en su portal un mapa que indica cuáles son los países de los usuarios que en ese minuto, en tiempo real, están visitando la publicación, y ofrece las estadísticas al respecto. Nuestras revistas son muy visitadas por personas de Latinoamérica, Estados Unidos, España y Portugal.

Ortelio Sánchez Núñez, diseñador gráfico con más de 30 años en este ámbito, evoca los últimos años de la década del 70 del siglo pasado cuando daba sus primeros pasos en el departamento de publicaciones del Cnicm, “y los diseños se hacían en mesas de dibujo a nivel de transparencias”. Por estos días, relata, se alista para incorporar videos en el diseño de libros en formato electrónico, con el propósito de mostrar cómo se realiza determinado proceder médico.

Colecciones en red.

En el departamento de revistas se realiza el proceso editorial a las patrocinadas por las sociedades científicas y los centros de subordinación nacional. (Foto: MARTHA VECINO ULLOA).

Se trata de un sueño que pronto haremos realidad, abunda el doctor Zayas. “Es un valor agregado y un aporte al proceso de informatización de la sociedad”.

El espacio de aprendizaje y colaboración permanente que se crea entre las distintas áreas de la editorial le resulta muy atractivo a la joven Dánae Ricardo Aldana, licenciada en Filología, quien tiene a su cargo la edición de las revistas cubanas de Cirugía, y de Obstetricia y Ginecología, “Se nos insta a conocer, por ejemplo, la labor de quienes trabajan en el departamento de diseño, y para mí ha sido muy útil aprender programas como Photoshop relacionados con esa disciplina”.

En estos cuatro años, dice, su reto principal ha sido asumir el lenguaje científico-médico. “El editor tiene que manejar términos técnicos, apropiarse de los descriptores de salud, y eso requiere estudio. Los profesores que dirigen las revistas me ayudan mucho en cuanto a la terminología y se mantienen además muy pendientes del flujo de trabajo”.

También, reconoce, ha aprendido sobre la tecnología empleada en el proceso editorial, conocimientos que comparte en los cursos que organizan allí para los miembros de los comités editoriales de las revistas y otros profesionales del sector.

Dar a conocer la ciencia médica cubana en el mundo es un compromiso esencial que anima a quienes laboran en Ecimed, a sabiendas de que tal empeño, si bien parte del investigador, se corona con la manera en que los especialistas de esta casa editorial plasman el resultado científico en la red para conseguir una amplia difusión de su contenido.

Cuba, en la biblioteca virtual regional

El espacio principal para acceder a las publicaciones de la editorial es la Biblioteca Virtual en Salud (Foto: MARTHA VECINO ULLOA).

Imagen: facebook.com/infomedcuba

Desarrollada por Infomed en colaboración con el Centro Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud de Brasil (Bireme), SciELO Cuba es una red de revistas cubanas de todas las áreas de la ciencia, seleccionadas bajo criterios de inclusión, y forma parte de un proyecto regional.

El objetivo principal de esta iniciativa que agrupa a la mayoría de los países de la región es visualizar la producción científica de mayor calidad de nuestra área geográfica, utilizando los mejores métodos de credibilidad y transparencia de la ciencia.


Marieta Cabrera

 
Marieta Cabrera