0
Publicado el 25 Diciembre, 2018 por ACN en Salud
 
 

Invierte el Estado cubano más de 400 millones de pesos en la infraestuctura de Salud durante 2018

Alrededor de un tercio del presupuesto gubernamental se dedica a la salud y la asistencia social que permite apoyar el funcionamiento de las redes de atención primaria y especializadas y el desarrollo de varios programas como el de atención a la pareja infértil, el envejecimiento poblacional, el materno infantil y la producción de medicamentos, dijo el ministro del sector José Ángel Portal Miranda, en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda
Invierte el Estado cubano más de 400 millones de pesos en la Salud durante 2018.

Parte de esas inversiones también se dedican a la Informatización, aspecto clave para garantizar la calidad de la asistencia médica. (Foto: granma.cu).

Más de 400 millones de pesos ha invertido el Estado cubano en el mejoramiento de la infraestructura sanitaria del país durante 2018, como parte de las acciones que se realizan en el país para incrementar la calidad de estos servicios básicos, que se ofrecen de manera gratuita.

Alrededor de un tercio del presupuesto gubernamental se dedica a la salud y la asistencia social que permite apoyar el funcionamiento de las redes de atención primaria y especializadas y el desarrollo de varios programas como el de atención a la pareja infértil, el envejecimiento poblacional, el materno infantil y la producción de medicamentos, dijo el ministro del sector José Ángel Portal Miranda, en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda.

El titular explicó que en 2018 el país registra indicadores al mismo nivel o superiores al año precedente, como es el caso de la mortalidad infantil, la cantidad de consultas médicas y cirugías, las donaciones de sangre y el crecimiento de la producción de medicamentos a partir de insumos naturales.

Señaló que uno de los momentos que trascendió en el año fue la decisión del Ministerio de Salud Pública de no seguir participando en el programa Más Médicos en Brasil. Fue una decisión dolorosa, pero necesaria, relacionada con la dignidad profesional de nuestros médicos y también con su seguridad.

Al respecto Marcia Cobas Ruiz, viceministra de Salud, dijo que de los ocho mil 471 colaboradores que se encontraban en Brasil cuando a mediados de noviembre Cuba decidió su salida de Más Médicos, siete mil 635 concluyeron la misión, más del 90 por ciento, y hasta el momento no han regresado 836.

Explicó que el regreso se hizo en condiciones muy difíciles porque no se contaba con la ayuda del gobierno brasileño y fue necesaria la voluntad y capacidad organizativa de los galenos cubanos y la profesionalidad de las autoridades de Cubana de Aviación y el Ministerio de Transporte.

La viceministra subrayó que hoy Cuba presta colaboración médica en 66 países con más de 34 mil trabajadores en todos los continentes, en los cuales han obtenido no solo el reconocimiento de la población y las autoridades locales, sino también de instituciones sanitarias internacionales.

Portal Miranda explicó que gran parte del ingreso que se recibe por este concepto se destina al aseguramiento en infraestructura, insumos y equipamiento del sistema de salud cubano, que en los últimos cinco años, se ha beneficiado con equipos médicos por un costo de más de 230 millones de dólares.

Uno de los segmentos de mayor impacto es el de la industria farmacéutica que avanza en la creación de encadenamientos de innovación, desarrollo e investigación y suministra más de mil productos, entre ellos el 62 por ciento del cuadro básico de medicamentos, además de sistemas diagnósticos y equipos y dispositivos médicos.

Sobre este asunto Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma, dijo en la Mesa Redonda que en 2018 ha existido un menor nivel de falta de medicamentos, lo cual no significa que sea un problema resuelto y que haya satisfacción en los consumidores.

Teresita Rodríguez Cabrera, vicepresidenta primera de ese grupo, dijo que la situación financiera del actual año también ha afectado la producción de medicamentos, y se ha agravado no solo por factores financieros propios de Cuba sino también internacionales como es el cierre de fábricas, problemas en transferencias bancarias, pérdida de proveedores, y la persecución del bloqueo.

Agregó que han conformado una cartera con más de 200 proveedores de materias primas, para evitar situaciones negativas cuando se pierdan algunos y se han tomado medidas para que se rompan cadenas de corrupción y los medicamentos lleguen a donde deben llegar.

La vicepresidenta de BioCubaFarma dijo que se está cumpliendo en 90 por ciento los planes de producción, pero la demanda sigue superando a lo que se produce, y sigue aumentando, por lo que en 2019 se importarán mayor cantidad de productos terminados y se incrementarán las capacidades productivas.

Al hacer las conclusiones del espacio radiotelevisivo, el ministro de Salud señaló que además de mejorar los indicadores sanitarios, en 2019 el sector laborará en la atención envejecimiento poblacional, el aumento relacionado de las enfermedades crónicas no transmisibles, y el fortalecimiento del programa de medicina familiar.

Otros retos de cara al futuro son la resistencia a los antimicrobianos por el sobreuso y la necesidad de medicamentos más costosos; el cambio climático, con algunas incidencias sobre la salud de la población; las investigaciones que no podemos detener, y el hecho de que se mantiene el impacto del bloqueo, que el año pasado representó más de 98 millones de dólares para la salud. (ACN).


ACN

 
ACN