0
Publicado el 4 Febrero, 2019 por EFE en Salud
 
 

Pueden las altas temperaturas incrementar anomalías congénitas del corazón

Según la Asociación Estadounidense del Corazón, las cifras obtenidas se basan en “proyecciones del número de nacimientos entre 2025 y 2035 en Estados Unidos y en el incremento proyectado en el promedio de la exposición materna al calor, en diferentes regiones como resultado del cambio climático global”
Pueden las altas temperaturas incrementar anomalías congénitas del corazón.

Con un estado de gestación avanzado es difícil sobrellevar el calor, pero en las primeras semanas es imprescindible no estar expuestas a temperaturas extremas por la salud del bebé. (Foto: stockphoto.com).

El aumento de las temperaturas generado por el cambio climático puede incrementar en miles, durante las próximas dos décadas, el número de niños que nacen con anomalías del corazón en ocho estados representativos de EE.UU., asegura un reporte publicado este miércoles.

El estudio, presentado por la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA), mujer embarazada abanicándose en Nueva York y autora principal del estudio.

Las cifras obtenidas se basan en “proyecciones del número de nacimientos entre 2025 y 2035 en Estados Unidos y en el incremento proyectado en el promedio de la exposición materna al calor, en diferentes regiones como resultado del cambio climático global”, explicó el reporte.

Los investigadores utilizaron cálculos del aumento de la temperatura elaborados por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) y el Instituto Goddard para Estudios Espaciales, al igual que los de otro estudio que evaluó el impacto de la exposición al calor y los defectos congénitos del corazón entre 1997 y 2007.

La investigación proyectó los datos teniendo en cuenta el número histórico de días de calor excesivo, así como la frecuencia y duración de eventos extremos de altas temperaturas en las áreas estudiadas.

Para prevenir los casos de CHD, una “condición compleja que frecuentemente requiere cuidado y seguimiento durante toda la vida”, el estudio recomienda “prudente para las mujeres en las primeras semanas de embarazo evitar calores extremos”.

“Es importante que nuestros médicos aconsejen a las mujeres embarazadas y a todas aquellas que planean quedar en embarazo, sobre la importancia de evitar los calores extremos particularmente entre las tres y las ocho semanas posteriores a la concepción, (que es) el período crítico del embarazo”, concluyó Lin. (EFE).


EFE

 
EFE