0
Publicado el 20 Marzo, 2019 por ACN en Salud
 
 

Rehabilitados más de ocho mil 500 pacientes en Cardiocentro William Soler

Esa institución, cuyo colectivo mantiene vivo el legado del Líder de la Revolución cubana, quien visitó ese centro 44 veces, realiza anualmente un promedio de 300 cirugías y unos 200 cateterismos intervencionistas, una forma de sustituir la cirugía a través de un estudio hemodinámico
Rehabilitados más de ocho mil 500 pacientes en Cardiocentro William Soler.

Foto: bohemia.cu

Por IRIS ARMAS PADRINO

El Cardiocentro pediátrico William Soler, en La Habana, muestra resultados notables en beneficio de la salud infantil de niñas y niños cubanos, como lo soñó el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y en sus 32 años de creado han sido rehabilitados más de 8 mil 500 pacientes.

Esa institución, cuyo colectivo mantiene vivo el legado del Líder de la Revolución cubana, quien visitó ese centro 44 veces, realiza anualmente un promedio de 300 cirugías y unos 200 cateterismos intervencionistas, una forma de sustituir la cirugía a través de un estudio hemodinámico, explicaron expertos a la Agencia Cubana de
Noticias.

El Doctor Jesús Francisco Carballés García, Profesor e Investigador Titular, responsable del Departamento de Docencia e Investigaciones aclaró que un cateterismo intervencionista sustituye a la cirugía y por tanto tiene menor riesgo y tiempo de estadía, y resulta beneficioso tanto para el paciente como para el sistema de salud.

Carballés García, jefe fundador del Programa Nacional de Rehabilitación Cardíaca Infantil explicó que en estos años se han rehabilitado el total de los pacientes operados a quienes se les ha corregido su cardiopatía congénita.

Además han llevado un proceso de rehabilitación cardiaca con ejercicios físicos con programas de entrenamiento, en los cuales se vinculan los psicólogos, se hace una evaluación cardiológica, fisiátrica y psicológica y permite después, a diferencia del adulto, darle un seguimiento de por vida a esos pacientes cardiópatas congénitos operados, enfatizó.

De referencia nacional para el tratamiento y seguimiento de las cardiopatías congénitas y las anomalías cardiacas del niño, el Cardiocentro William Soler mediante el referido programa ha logrado que los infantes no pierdan años escolares y en breve tiempo se inserten en la sociedad y en la escuela, acotó.

Aclaró que sólo el 1.7 por ciento de los ocho mil 500 pacientes, en estos momentos no están trabajando o estudiando.

A pesar de tener cardiopatías criticas del recién nacido en un tercio de los pacientes, es una satisfacción que la tasa de mortalidad del Cardiocentro ha ido disminuyendo, y con ello la tasa de mortalidad infantil del país, gracias al trabajo de esos hombres y mujeres de ciencia y conciencia, significó el catedrático.

Entre las investigaciones que se llevan a cabo en el Cardiocentro William Soler, el doctor Carballés García mencionó las relacionadas con las Arritmias, la Ecocardiografía, la Cirugía y la Rehabilitación. (ACN).


ACN

 
ACN