0
Publicado el 13 Agosto, 2019 por Prensa Latina en Salud
 
 

Perjudica la vida de los niños el excesivo tiempo frente a las pantallas

Frente a esos equipos hay diversión y distracción al sumergirse en el mundo virtual, sin embargo, todo tiene un costo y, en este caso, lo que se sacrifica es la salud, y, según los estudios, son cuatro los aspectos más provocados: cáncer, diabetes, enfermedades del corazón y obesidad
Perjudica seriamente la vida de los niños el excesivo tiempo frente a pantallas.
Foto: cubahora.cu

La exposición excesiva de los niños frente a las pantallas
de equipos de televisión y computadoras puede generar sobrepeso y obesidad
abdominal, aun cuando tengan actividad física, concluyó la Universidad de
Helsinki.

Indagaciones de esa casa de altos estudios, publicadas por
la revista Scientific Reports, examinaron los vínculos entre el tiempo frente a
una pantalla y el sobrepeso utilizando la información de la base de datos Salud
en Adolescentes de Finlandia, que incluye a más de 10 mil niños de entre nueve
y 12 años.

Se tomó en cuenta el tiempo que pasaban viendo programas de televisión y películas en las pantallas y la cantidad de uso sedentario de ordenadores fuera del horario escolar. Además, se midió la estatura, el peso y la circunferencia de la cintura de los niños.

Pasar el tiempo, sin límites, en Internet, frente a las pantallas del ordenador o los juegos electrónicos puede perjudicar seriamente la vida de los niños, adolescentes y jóvenes, advirtió la indagación.

Frente a esos equipos hay diversión y distracción al sumergirse en el mundo virtual, sin embargo, todo tiene un costo y, en este caso, lo que se sacrifica es la salud, y, según los estudios, son cuatro los aspectos más provocados: cáncer, diabetes, enfermedades del corazón y obesidad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los niños entre los dos y cuatro años no deben tener más de una hora de pantalla por día, y no es recomendable para infantes de un año o menos.

Esa práctica, además de obesidad, puede afectar a los niños y adolescentes de varias formas significativas, como la disminución del ritmo del desarrollo, reducir el sueño a causa de la exposición a la luz azul, ansiedad y depresión. (Prensa Latina).


Prensa Latina

 
Prensa Latina