4
Publicado el 16 Octubre, 2019 por Redacción Digital en Salud
 
 

Continua investiación

Descartan que vacuna PSR causara la muerte de niña en Cuba

El inyectable, aplicado en Cuba desde 1986, está incluido en el esquema nacional de vacunación infantil que protege a los infantes contra 13 enfermedades, entre ellas, la parotiditis, la rubeola y el sarampión. Por el uso de este producto hoy están eliminadas de nuestro país.

(Foto ilustrativa en Radio Habana Cuba)

Autoridades sanitarias cubanas aseguraron en La Habana que la aplicación de la vacuna PRS no fue la causa del fallecimiento de la niña Paloma Domínguez Caballero el pasado día 9, ni y de los síntomas adversos en cuatro bebés.

Rafael Pérez Cristiá, director general del Cecmed, aseguró al portal noticioso Cubadebate que la vacuna no es el problema y que las investigaciones siguen su curso hasta la demostración definitiva de las causas fundamentales.

Funcionarios del Ministerio cubano de Salud Pública (Minsap) afirmaron que el lote administrado a los niños afectados fue avalado, como cada uno que circula en el país, por el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed), principal entidad reguladora de medicamentos en Cuba.

El pasado 7 de octubre, médicos y funcionarios del Minsap conocieron de la gravedad de una niña de un año, con un cuadro de fiebre y vómitos supuestamente asociados a esa vacuna administrada en el Policlínico ‘Betancourt Neninger’, del municipio de Habana del Este, en la capital.

Dos días después falleció la bebé y otros cuatro mantenían síntomas. Ante la situación, se creó una comisión ministerial para investigar por qué dos bebés presentaban un evento de reacción severa a la inmunización.

El jefe del departamento Materno Infantil del Minsap, Roberto Álvarez Fumero, dijo que hasta donde han avanzado las investigaciones, este evento no está asociado al uso de ese lote de vacunas, porque se han aplicado otras 43 mil 630 dosis, y está focalizado solamente en cinco niños vacunados en el Policlínico mencionado.

Añadió Pérez Cristiá que también hay otros lotes que hoy están circulando dentro del sistema y no ha existido ningún evento adverso, solo las reacciones inherentes a la vacuna, cuya incidencia está por debajo de lo esperado. Puede ser de hasta el uno por ciento y en Cuba es de 0.04, detalló.

El inyectable, aplicado en Cuba desde 1986, está incluido en el esquema nacional de vacunación infantil que protege a los infantes contra 13 enfermedades, entre ellas, la parotiditis, la rubeola y el sarampión. Por el uso de este producto hoy están eliminadas de nuestro país.

“De las 13 vacunas que protegen a los niños cubanos contra varias enfermedades, ocho de ellas se producen en nuestro país. La PRS es una de las importadas. Hace más de cinco años se le compra a la productora Serum Institute, de la India, y está certificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, explicó el director de Epidemiología del Minsap, Francisco Durán.
Fuente: PL


Redacción Digital

 
Redacción Digital