0
Publicado el 11 Diciembre, 2019 por ACN en Salud
 
 

Aseguran servicio de hemodiálisis a pacientes guantanameros

El tratamiento se garantiza con 18 riñones artificiales instalados en el Neto, y seis en la Ciudad Primada, los cuales funcionan diariamente durante cuatro turnos de trabajo que se extienden hasta la madrugada, para lograr la cobertura planificada de pacientes, dijo la doctora María Victoria Vega, jefa del servicio de Nefrología en el mayor centro de salud de la provincia
Aseguran servicio de hemodiálisis a pacientes guantanameros.

Foto: venceremos.cu

Por YAMILKA ÁLVAREZ RAMOS

Los 137 pacientes guantanameros necesitados de servicios de hemodiálisis tienen asegurado ese tratamiento en la provincia, mediante el cual se eliminan las sustancias tóxicas de la sangre, especialmente las que quedan retenidas a causa de una insuficiencia renal crónica, mediante un riñón artificial.

En el Hospital General Docente Doctor Agosthino Neto, de esa ciudad capital, reciben atención los enfermos de siete municipios (Guantánamo, Caimanera, Niceto Pérez, El Salvador, Manuel Tames, Yateras y San Antonio del Sur) mientras en el de Baracoa los de ese territorio, Maisí e Imías.

El servicio se garantiza con 18 riñones artificiales instalados en el Neto, y seis en la Ciudad Primada, los cuales funcionan diariamente durante cuatro turnos de trabajo que se extienden hasta la madrugada, para lograr la cobertura planificada de pacientes, dijo la doctora María Victoria Vega, jefa del servicio de Nefrología en el mayor centro de salud de la provincia.

Si bien cada tratamiento cuesta 300 dólares aproximadamente, los aquejados reciben atención gratuita, que incluye tres sesiones semanales, las cuales requieren también de insumos importados, entre ellos agujas para fístulas, líneas arteriovenosas (ramas), dializadores (filtros) y ácido peracético, puntualizó la especialista.

Agregó que el valor de un riñón artificial oscila entre 11 mil y 18 mil dólares, y muchas veces hay que comprarlos a través de intermediarios, para burlar el criminal bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos que tanto afecta la vida de los cubanos, lo cual encarece la adquisición de esos medios.

Esa política criminal impuesta hace casi 60 años nos impone restricciones en este sensible servicio, por ello aplicamos alternativas para, por ejemplo, reutilizar implementos; con ello contribuimos al ahorro, además de que existe carencia de repuestos en el país, y esta asistencia no se puede detener, porque de ella depende la vida de esas personas, añadió.

Isel Vale Torres, directora de la Unidad Empresarial de Base Cubataxi, precisó a la ACN que un promedio de 12 autos de esa entidad garantizan el traslado de los enfermos tanto en Guantánamo como en Baracoa durante todo el día, a razón de 86 pacientes en cada jornada.

Abundó que los itinerarios no escatiman distancias, lo mismo se recoge a un paciente en la Punta de Maisí que en el Valle de Caujerí, “más que un trabajo, es la sensibilidad del colectivo de choferes hacia esas personas, algunas de las cuales llevan varios años con ese tratamiento”, dijo.

Más de tres mil pacientes aquejados de una enfermedad renal crónica (ERC) reciben hemodiálisis en Cuba, un padecimiento que según los expertos se reconoce como un problema global de salud pública catastrófico, por la grave carga económica que impone a la sociedad para su desarrollo, al individuo y su familia y las grandes inequidades que supone en el acceso a las terapias vitales.

La diabetes, la hipertensión arterial y las enfermedades cardíacas figuran entre las causas más comunes de una ERC y para su control se recomienda mantener estilos de vida saludables, que incluyen  alimentación sana, consumir abundante agua y poca sal y azúcar, no fumar ni ingerir bebidas alcohólicas en exceso y la práctica frecuente de ejercicios físicos. (ACN).


ACN

 
ACN