1
Publicado el 18 Enero, 2020 por Redacción Digital en Salud
 
 

Investigación en Canadá

Estrógenos podrían contribuir a la propagación del cáncer

Las conclusiones del equipo de investigadores abogan en favor de una exploración más concienzuda del papel de las hormonas sexuales en las mujeres con cáncer y de las ventajas potenciales de medicamentos anti-estrógenos.
Investigación en Canadá sobrecáncer en lamujer

foto: RCI

Los estrógenos, hormonas sexuales femeninas producidas por los ovarios, presentes en los micro-entornos de un tumor, podrían facilitar el aumento de metástasis hepáticas en las mujeres que sufren de cáncer de colón, páncreas y pulmones, afirman investigadores del Instituto de Investigación del Centro Universitario de Salud McGill (IR-CUSM), en la ciudad canadiense de Montreal.

Los resultados de las investigaciones llevadas a cabo por la profesora Pnina Brodt y sus colegas demostrarían por primera vez que el micro-entorno inmunitario del hígado reacciona de una forma diferente a las células metastásicas en los ratones machos y hembras, y que el estrógeno, la principal hormona femenina, puede indirectamente contribuir al aumento de metástasis.

Las metástasis hepáticas siguen siendo una causa importante de muerte asociada al cáncer y un desafío clínico.

Los científicos exploran un dimorfismo sexual observado en la regulación del microambiente inmunitario tumoral (TIME por sus siglas en inglés) de las metástasis hepáticas, en el que la acumulación de células supresoras se manifiestan más en los ratones hembras, pero no en los ratones machos.

En los ratones hembras, a los que se les ha practicado una ovariectomía, se observa una reducción marcada de las metástasis hepáticas de carcinoma colorrectal, pulmonar y pancreático que es reversible por reconstitución de oestradiol (hormona esteroidea sexual femenina).

Estudio en Mc Gill, Montreal

foto: RCI

Las conclusiones publicadas recientemente por el equipo de investigadores de McGill en la revista Nature Communications abogan en favor de una exploración más concienzuda del papel de las hormonas sexuales en las mujeres con cáncer y de las ventajas potenciales de medicamentos anti-estrógenos, como el tamoxífeno, en el tratamiento de los cánceres homono-independientes que se propagan en el hígado.

Al aumentar y disminuir los niveles de estrógenos en sus modelos de ratones, la profesora Pnina Brodt y sus colegas descubrieron que el estrógeno juega un papel en la propagación de las metástasis hepáticas, una causa mayor de los decesos asociados al cáncer.

(fuente original en francés : RCI y La Presse Canadienne)


Redacción Digital

 
Redacción Digital